Regresan a Cuba colaboradores que lucharon contra la COVID-19 en Panamá y México

Colaboradores del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve regresaron este jueves al país provenientes de Panamá y México luego de auxiliar a la población de esas naciones en el combate a la COVID-19.

CAPAC – Tomado de Cubadebate/ Fotos: Marcelino Vázquez/ACN.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, a través de video mensaje dio la bienvenida a su arribo a la Patria a los 10 profesionales de la salud, de una avanzada de 22, que realizaron un destacado y efectivo trabajo en territorio panameño durante casi siete meses.

De igual forma, Jorge Delgado Bustillo, director de la Unidad Central de Cooperación Médica, manifestó que los 97 colaboradores, último grupo que se encontraba en la nación azteca desde hace seis meses, tuvieron una meritoria labor y cumplieron con creces la misión encomendada.

“Llegan a Cuba en un momento sensible por la alta incidencia de casos de COVID-19 en el país y sabemos que podemos contar con ustedes para continuar salvando vidas”, dijo Delgado Bustillo.

Ana Mengana Betancourt, especialista en Cardiología del Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, dijo que a su llegada en diciembre a Panamá se reportaban en el país cerca de 4 000 casos y un promedio de 50 fallecidos diarios y las terapias intensivas no daban abasto, situación que se fue revirtiendo aunque hoy empeora ante el aumento de casos en ese país y el mundo.

Desde su experiencia profesional como parte de la brigada Henry Reeve que estuvo en Pakistán luego del terremoto de 2005 y de cumplir misión en Bolivia, la doctora señaló que esta no se compara con situaciones anteriores.

“Fue muy duro ver tantas personas muriendo y más por una enfermedad que apenas se conoce; pero aún así trabajamos de conjunto con el personal de salud por el bienestar de su población, que se parece mucho a nosotros”.

Para el tunero Ibrahim Espinosa Fernández, licenciado en Enfermería, los cubanos dejaron un pedacito de ellos en cada paciente mexicano, a la vez que reconoció el cariño y respeto que siente ese pueblo por la Isla y principalmente por sus profesionales de la salud.

Comentó que en esa nación, como en otras del mundo, se cumplió el principio de la medicina cubana de brindar ayuda donde más se necesite y ahora está dispuesto a hacerlo en su propia tierra con la dedicación que se merece.

En Panamá los especialistas cubanos realizaron 53  348 atenciones médicas, 78 407 procederes médicos y lograron salvar 1 841 vidas, además participaron en acciones educativas acerca de medidas para prevenir la infección con el SARS-CoV-2.

El trabajo realizado los hizo merecedores de múltiples distinciones por parte del Ministerio de Salud, en especial en los hospitales Nicolás Solano, Figali y Modular Panamá Solidario, así como del Sindicato de Trabajadores Suntrats.

Mientras que en México realizaron 499 cirugías mayores y menores, 245 461 procederes de enfermería y de 40 132 capacitaciones.

La brigada también recibió el reconocimiento de las autoridades sanitarias, de la Secretaría de Salud, el Gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno Nacional.