Nuevo sistema diagnóstico hecho en Cuba para identificar la COVID-19

La ciencia cubana desarrolló, en tiempo récord, su propio sistema diagnóstico para identificar los anticuerpos de la COVID-19 en pacientes sospechosos. Esto le permitirá incrementar el pesquisaje y la realización de pruebas para confirmar casos positivos, estrategia clave a la hora de enfrentar la actual crisis.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto de portada: LInternaute.

En su página de Facebook, la empresa cubana BioCubafarma aseguró que el Centro de Inmunoensayo logró el montaje de un sistema de diagnóstico tipo ELISA, basado en la tecnología SUMA para detectar anticuerpos generados por el nuevo coronavirus.

Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubafarma, declaró hace algunas semanas que “el Sistema Ultra Micro Analítico (SUMA) sería realmente una posibilidad para detectar a muchas personas”.

No obstante, este tipo de test hay que validarlos, evaluar su sensibilidad, nivel de confiabilidad, para que tenga un alto nivel de confiabilidad, dijo Martínez. En aquel momento el colectivo de Inmunoensayo ya trabajaba en cuatro modelos de ensayo para lograr lo antes posible un diagnosticador del nuevo coronavirus.

La noticia recién publicada en las redes sociales de la empresa biotecnológica cubana confirma el éxito de uno de esos proyectos, lo que le dará al país soberanía para hacer testaje y enfrentar una epidemia como esta.

El sistema de diagnóstico desarrollado permitirá someter a pruebas a un mayor número de personas para detectar e identificar oportunamente los positivos, aislarlos y tratarlos disminuyendo el riesgo de que evolucionen a las formas graves de la enfermedad.

La enfermedad COVID-19 no estará controlada hasta que no exista una vacuna eficaz y esto podría tardar en llegar, según la OMS. Mientras, confirman expertos, el diagnóstico oportuno se convierte en una fortaleza para el control de esta esta enfermedad. Los países con más pruebas realizadas han demostrado tendencias a controlar más rápidamente la propagación del virus.

Cuba, además, anunció otro paso importante en el aprendizaje frente a la COVID-19: la puesta en marcha de una investigación para el estudio de la seroprevalencia (presencia de anticuerpos) y prevalencia de esta enfermedad en su población.

Mediante ese estudio se pretende obtener estimaciones precisas del estado inmunológico de los cubanos, además de monitorear cómo ha evolucionado la epidemia e identificar los factores de riesgo más relevantes a los efectos de infectarse con el nuevo coronavirus.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.