Cuba inicia estudio de seroprevalencia de la COVID-19 en su población

4000 personas serán elegidas al azar para realizar estudio de presencia de cuerpos de la Covid-19, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para avanzar en el conocimiento del nuevo coronavirus.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto de portada: Periódico 5 de Septiembre.

Un paso más en el aprendizaje que permitirá combatir la COVID-19 ha dado Cuba, con la puesta en marcha de una investigación para el estudio de la seroprevalencia (presencia de anticuerpos) y prevalencia de esta enfermedad en su población.

De acuerdo con información publicada en el portal Infomed, del Ministerio de Salud Pública (Minsap), la investigación responde a recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto, y es la primera de su tipo en la región de las Américas y una de las muy pocas desarrolladas en el mundo.

Mediante ese estudio se pretende obtener estimaciones precisas del estado inmunológico de los cubanos, además de monitorear cómo ha evolucionado la epidemia e identificar los factores de riesgo más relevantes a los efectos de infectarse con el nuevo coronavirus.

El Minsap ha organizado la indagación a partir de una muestra representativa de toda la población de la Isla que, durante al menos dos meses desde el primer corte evaluativo en la primera quincena de mayo, será examinada periódicamente.

Para ello está previsto que 4000 ciudadanos participen del estudio, los cuales corresponden a más de 1300 viviendas de 260 áreas de salud del país. La selección ha sido aleatoria y entre los elementos que se tendrán en cuenta están aspectos demográficos y clínicos, además de la medición de variables biológicas.

Profesionales debidamente calificados de 70 municipios intervendrán en su realización, que se ha valido de la estructura del sistema de atención primaria de salud para su puesta en práctica.

La concepción y desarrollo de esta compleja investigación, precisa Infomed, cuenta con el concurso de un equipo altamente especializado de epidemiólogos, estadísticos, virólogos y salubristas.

Cuba tiene las condiciones necesarias para llevar a cabo una indagación de esta índole, que la OMS promueve a partir de la necesidad de conocer más sobre el SARS CoV-2.

Desde el pasado mes de marzo ese organismo internacional estableció y compartió un protocolo para los estudios seroepidemiológicos poblacionales sobre la COVID-19, el cual puede ser adaptado a las características de cada país, como sistema de salud, existencia de laboratorios, capacidad y disponibilidad de recursos, así como los aspectos culturales.

El propósito, según la OMS, es determinar la amplitud de la infección a partir de la seropositividad de la población y la proporción de infecciones asintomáticas o subclínicas.

Como se trata de un coronavirus nuevo, los datos recopilados permitirán estimar oportunamente la gravedad y las tasas de ataque del virus, lo que contribuye a fundamentar las respuestas de salud pública y las decisiones en materia de políticas.

Recientemente ese organismo hizo una donación de cien mil pruebas moleculares de diagnóstico (PCR) a Cuba, las cuales fueron recibidas en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), pero tienen como destino laboratorios que trabajan en la detección del SARS CoV-2, tanto en la capital de la Isla como en las provincias de Villa Clara y Santiago de Cuba.

Estos kits, de acuerdo con Manuel Marrero, director del IPK, son un aporte al fortalecimiento del diagnóstico en todas las redes de laboratorio y a mantener el control de la enfermedad.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.