Laboratorio Antidoping: Una muestra de grandeza en Cuba

Inaugurado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz el 13 de febrero de 2001, el Laboratorio Antidoping de La Habana cumple 20 años de funcionamiento y ostenta un notable prestigio internacional.

CAPAC- Por Tony Díaz Susavila/ Tomado de JIT/ Foto: Roberto Morejón.

El Laboratorio Antidoping de La Habana (LAH) tiene razones para celebrar. Cumple 20 años de funcionamiento y ostenta un notable prestigio internacional.

Fue inaugurado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz el 13 de febrero de 2001. Y recibió su primera acreditación por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) el 23 de septiembre de 2003, tiempo récord para este tipo de instituciones.

Sus 18 acreditaciones consecutivas lo confirman como una entidad de excelencia a nivel global, máxime en la actualidad, cuando únicamente siguen operativos 26 laboratorios, solo cuatro en América.

Además de sobreponerse a los azotes del Bloqueo Económico, Comercial y Financiero impuesto a Cuba por los gobiernos de Estados Unidos, el LAH sortea otros escollos propios del mundo desigual en que vivimos.

Una mirada a su personal profesional corrobora el predominio de la juventud, las mujeres y los egresados universitarios en ciencias farmacéuticas. «Contar con tantos jóvenes es una fortaleza, aunque pudiera comprenderse como una debilidad», señaló a JIT el Ms. C. Rodny Montes de Oca Porto, director del LAH desde 2012.

«Sin embargo, la selección ha sido excelente y ahí están los resultados… En 2019 establecimos nuestro récord de 5 000 pruebas antidoping, 4 000 de esas provenientes del exterior. Esa cifra confirman el alcance internacional, sentido de pertenencia y entrega de nuestros trabajadores».

Con esas premisas recorrimos la instalación junto a Montes de Oca y su asesora principal, la doctora Margarita Teresa Correa Vidal, una de las cuatro fundadoras que aún trabajan en la institución ubicada en Calle 100 y Aldabó, en Boyeros.

«Al contar con tecnología de avanzada no solo trabajamos para el deporte. También brindamos servicios a importantes centros científicos del país en las ramas de la medicina legal, criminalística, ingeniería genética y biotecnología, inmunología molecular y genética médica e histoterapia placentaria», abundó.

«La tecnología muchas veces nos cuesta el triple del valor original, pero no es lo único que se dificulta a causa del Bloqueo. Muchos de los reactivos empleados proceden de Estados Unidos. Sin respaldo del estado cubano, y sin la ayuda internacional, el LAH no pudiera funcionar. Cito apenas un ejemplo: nuestro homólogo en México debió cerrar y ahora hacemos acá algunas de las pruebas que realizaba», agregó.

Rigurosos exámenes

«La acreditación es anual, por lo que debemos someternos a exámenes. Este es un trabajo muy regulado: la AMA indica que debes detectar X sustancia con X reactivo, y si solo lo producen en Estados Unidos tienes que comprarlo donde aparezca… No puedes violar lo establecido, pues invalidan el resultado», detalló.

«Por eso mantener la acreditación nos resulta tan complejo, más allá de lo costoso de este tipo de instalaciones. En el último quinquenio más de 10 laboratorios perdieron su acreditación o se la suspendieron por un período de tiempo. Llegaron a funcionar 35 y ahora solo hay 26», argumentó.

«Colombia perdió su acreditación y México suspendió las labores por falta de financiamiento. La mayoría de los laboratorios están en Europa», aseveró el ejecutivo de 42 años de edad.

Pero las exigencias van más allá, pues la AMA reclama la participación en simposios internacionales, la publicación en revistas de impacto y la aplicación en proyectos de investigación, de ahí la vocación científica del LAH.

«También están los intercambios. O sea, nuestro personal se capacita en otros laboratorios y recibimos a colegas del mundo.

Antes de 2020 enviamos personal a España e Italia. La idea es ampliar estos contactos, por tratarse de los más avanzados de Europa en el campo de la investigación», precisó.

El precio de una prueba

«Cuba cobra por cada prueba antidoping entre 150 y 200 dólares. Otros piden hasta 400. Nuestro laboratorio no se autofinancia, a partir del número de muestras procesadas. La AMA exige, para mantener la acreditación, un mínimo de 3 000 pruebas al año. Nuestro récord está en 5 400 desde 2019, entre las cuales estuvieron las más de mil practicadas a cubanos, que por supuesto no se cobraron», especificó.

«Cobrando unos 4 000 exámenes generamos ingresos aproximados de 600 000 dólares, con lo cual no podemos autofinanciarnos. La proyección es crecer hasta las 7 000 muestras y el millón de dólares. Si hacemos realidad ese propósito podríamos prescindir del presupuesto asignado para comprar insumos, reactivos y otros materiales y servicios», aseguró.

Prestigio genera clientes

La excelencia alcanzada ha permitido al centro multiplicar sus clientes. Si hasta 2011 la AMA exigía 1 500 pruebas al año, la duplicación de esa cifra representó un real problema para el LAH, pues entonces solo brindaba servicios a Cuba, Venezuela y algún otro país.

«En estos momentos procesamos muestras de más de 10 países latinoamericanos. México, con cerca de 3 000, es el que más envía. También están Perú, Panamá, Honduras, Chile, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala y Costa Rica», enumeró.

«Los test de las ligas profesionales de fútbol de Ecuador, México, Bolivia y Perú se evalúan aquí. Y además recibimos muestras enviadas por los comités olímpicos nacionales», dijo.

Antidoping vs. COVID-19

«Adoptamos medidas de seguridad extremas. Y los encargados de tomar, trasladar, embalar y enviar las muestras a nuestro centro están impuestos también de las precauciones para evitar el contagio con la COVID-19», explicó Rodny.

«Está latente la posibilidad de recibir alguna muestra contaminada, como le ocurrió a una institución homóloga de Europa. Ante ello los protocolos establecen si se desecha o conserva para ulteriores análisis», expresó.

«Informamos a los clientes que al emitir una muestra hacia Cuba deben monitorear al atleta, pues si resulta positivo a la COVID-19 podríamos saberlo antes de abrir el material. También evaluamos congelar durante 20 días lo recibido, para analizarlo cumplido el tiempo en que el virus suele manifestarse», indicó.

“Mayito” Granda

Fallecido en 2012, el director fundador del LAH, doctor Mario Granda Fraga, sigue emanando ejemplo. «Formó a la mayoría de nosotros. Llevaba el Laboratorio y dirigía el Instituto de Medicina del Deporte. Fue clave para el desarrollo científico. Mayito está presente y no solo en los fundadores», admitió el directivo.

«Fuimos el laboratorio número 31 en conseguir la aprobación de la AMA. Mayito estaba sumamente contento y dijo: Con esta acreditación se cumple el sueño de nuestro Comandante en Jefe de tener un laboratorio que sirva a los países del área y del Tercer Mundo, y que permita realizar estudios sobre este flagelo a precios mucho más bajos que otros».

«Así cumplimos 20 años, pensando fielmente en Fidel y Mayito. Así continuaremos desarrollándonos cada día», concluyó Rodny.