Ensayos clínicos en Cuba con candidatos antiCovid-19 marchan bien y sin eventos adversos graves

Los ensayos clínicos fase III con los candidatos vacunales antiCovid-19 de Cuba, Soberana 02 y Abdala, marchan bien y sin eventos adversos graves, afirmó hoy aquí el vicepresidente de BioCubaFarrma, Eulogio Pimentel.

CAPAC- Tomado de Cubadebate/ Foto: Joaquín Hernández Mena/ Xinhua. 

Tras el inicio este lunes de la segunda etapa del proceso, en La Habana recibieron la segunda dosis de Soberana 02 más de 1 200 sujetos y otros 4000 en provincias del Oriente cuentan con la de Abdala, detalló el vicetitular del Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma).

En conferencia de prensa televisiva, el experto resaltó que ninguno de los voluntarios ha presentado eventos adversos graves tras la inmunización y ello demuestra la seguridad de los candidatos cubanos.

Soberana 02, diseñada por el Instituto Finlay de Vacunas, transita por esa fase en La Habana con una muestra de 44 010 personas y, además, llegará a otras 150 000 pertenecientes a un estudio de intervención controlado para poblaciones de riesgo. De estos últimos, 70 000 son del sector sanitario y biofarmacéutico.

Por su parte, Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, será administrada a 48.000 voluntarios de las provincias Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo durante la tercera etapa de ensayos clínicos; y también forma parte de estudios en esos territorios, La Habana y Sancti Spíritus.

Pimentel recalcó que las personas deben mantener las medidas sanitarias para protegerse de la COVID-19 aunque participen en ambos procesos de inmunización.

Una primera inyección con cualquier candidato vacunal no genera la protección necesaria contra la COVID-19; por lo cual, para probar que alguien está totalmente inmunizado y no transmite el virus, es necesario esperar a concluir todo el esquema”, puntualizó.

Reiteró que el estudio a doble ciego con placebo, es decir carente del RBD (dominio de unión al receptor), el antígeno del virus de los proyectos, es un elemento imprescindible en cualquier ensayo para demostrar la eficacia clínica.

Una vez terminada la vacunación, se abren los códigos de los voluntarios y se comprueba si el mayor por ciento de quienes enfermaron o transitaron hacia formas graves del padecimiento son los vacunados o los placebos. Si resultaron ser estos últimos, es posible señalar la eficacia de una vacuna”, refirió Pimentel.

Dijo que en el mundo existen actualmente 23 propuestas contra la Covid-19 en ensayos clínicos fase III, de las cuales, dos son de Cuba, primer país latinoamericano y en vías de desarrollo en contar con proyectos propios diseñados para ese objetivo.

Especificó que, al ritmo de vacunación actual en el planeta, con cerca de 16 millones de personas inmunizadas por día, se necesitarán mínimo dos años para lograr proteger a la humanidad de esa enfermedad letal.

Hasta la fecha, han sido administradas alrededor de 690 millones de dosis antiCovid-19 en todo el mundo y 146 millones de personas completaron ya los esquemas vacunatorios.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.