Cuba podría desarrollar fase 3 de vacuna contra COVID-19 en otros países

Cuba podría desarrollar la fase 3 del ensayo clínico de su vacuna contra la COVID-19, Soberana 02, también en otros países, para lo cual se avanza en las negociaciones, dijo recientemente el doctor Vicente Vérez, director general del Instituto Finlay de Vacunas (IFV).

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: OPS.

En un encuentro con el presidente Miguel Díaz-Canel, en esa institución científica encargada de las formulaciones de los candidatos vacunales cubanos Soberana 01 y 02, Vérez explicó que debido a la baja prevalencia de la COVID-19 en la población cubana se llevan a cabo negociaciones para realizar el estudio además en otros territorios.

Soberana 02 se prepara para entrar en la segunda fase del ensayo clínico, que en enero prevé la inoculación de cerca de mil voluntarios en sus diferentes formulaciones. A partir de las evaluaciones de esta etapa se procederá a la fase 3, en la que participarán alrededor de 150 mil personas en La Habana.

Aunque ambos candidatos vacunales del IFV han demostrado confianza en cuanto a seguridad y respuesta inmune, señala el sitio de la Presidencia, Soberana 02 en particular tiene una respuesta inmune temprana, a los 14 días.

Soberana 01, aunque en la fase 1 igualmente exhibe seguridad y buena respuesta, es más lenta debido al tiempo que se requiere entre una y otra dosis, por lo que su fase 2 de ensayo clínico se pronostica para febrero.

Vérez afirmó, a partir de estos resultados, que la isla tiene capacidad para inmunizar a la población cubana contra el virus SARS-CoV-2 en el primer semestre de 2021.

El mandatario cubano sostuvo en el encuentro que en los científicos del IFV está la expresión del país, pues ellos han funcionado como una familia, se han unido, luchado y resistido en medio de la adversidad de este 2020 y han triunfado.

Díaz-Canel expresó gratitud a los profesionales de esta y todas las instituciones científicas de la nación caribeña que trabajan sin descanso para la obtención de las vacunas propias contra la COVID-19, así como respeto y confianza en la labor que realizan a diario.

Ningún país del Tercer Mundo tiene una vacuna en fase de ensayo clínico contra la enfermedad del nuevo coronavirus excepto Cuba, apuntó el jefe de Estado, y significó que eso demuestra las capacidades que ha creado el país, y que sobrepasan lo puramente tecnológico o científico, porque tiene que ver con el sentimiento y el compromiso con el que se hace todo.