Cuba destina millones de pesos al enfrentamiento a la pandemia y ofrece beneficios económicos a trabajadores no estales

La Ministra de Finanzas y Precios de Cuba, Meisi Bolaños, dio a conocer en espacio radiotelevisivo que el país ha empleado más de mil millones de pesos para el enfrentamiento a la Covid-19.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: Sadiel Mederos.

Bolaños explicó que “salvar vidas es la prioridad de las autoridades y debería constituir, por tanto, un llamado a la disciplina y a la responsabilidad social en aras de evitar mayores gastos y preservar la salud”, destaca hoy Prensa Latina.

Según precisó, los mil millones de pesos del presupuesto  estatal (un peso equivale a un dólar al cambio oficial) se utilizaron en la atención priorizada a los centros de aislamiento, hospitales, traslado de enfermos y otras acciones vinculadas al enfrentamiento a la Covid-19.

La vicepresidenta del gobierno de La Habana, Yanet Hernández,  reconoció los esfuerzos económicos del país para garantizar la atención médica gratuita, pues solo las pruebas PCR realizadas hasta el mes pasado en la capital  costaron al Estado tres millones de pesos.

Producto a las afectaciones económicas derivadas de la pandemia, los trabajadores por cuenta propia también han visto seriamente afectados sus ingresos, por lo que en la Resolución 200/2020 del Ministerio de Finanzas y Precios se considera  a esos obreros.

En la mencionada resolución recogida en la Gaceta Oficial Extraordinaria de la República de Cuba Nro. 40 del 31 de julio de 2020; se indica que en la nación cubana se establecieron adecuaciones tributarias que benefician la economía de los trabajadores no estatales, gesto humanitario del Estado, pero que ocasiona un gran déficit de ingresos al presupuesto.

Las medidas incluyen reducir el saldo mínimo de las cuentas bancarias fiscales al 50%;  que aquellos trabajadores que retomen sus actividades no paguen la cuota mensual establecida a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales correspondiente a ese mes en que reinicien su negocio y además los consejos de la Administración Municipal pueden reducir hasta un 50 %  esas cuotas.

En el país se decidió aplazar los pagos de las obligaciones tributarias 180 días después de decretada la segunda fase, y establecer un descuento del 5% para los contribuyentes que realicen los pagos en los primeros 60 días, sumando un 3% de descuento para los que lo hagan vía electrónica.

Para la tercera fase en Cuba, se dictaminó reducir con carácter general en un 20% las cuotas tributarias mensuales incrementadas de los trabajadores por cuenta propia, excepto los arrendadores de viviendas, habitaciones y espacios; que se determinó un 40 % de disminución.

La medida se establece producto a la ausencia de turistas en el país como consecuencia de la pandemia; recordemos que Cuba cerró sus puertas al turismo internacional, su principal fuente de ingresos; sin embargo concibió todo el respaldo presupuestario en función de la salud de sus ciudadanos.

Para nadie es un secreto que el país sufre carencias y desabastecimiento, como reconoció el presidente al anunciar la nueva estrategia económica destinada a captar divisas y disminuir la dependencia de los mercados externos en medio de la crisis global.

Cuando el bloqueo se recrudece en medio de la enfermedad y crecen los obstáculos para la adquisición de créditos, Cuba se desdobla en beneficio de su pueblo.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.