Cuba cuenta con potencial científico y tecnológico para el diagnóstico certero de la COVID-19

El Laboratorio Nacional de Referencia de Virus Respiratorios del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) se ha mantenido procesando la mayor parte de las pruebas diagnósticas del SARS-CoV-2 en toda Cuba desde el inicio de la epidemia en el país.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: Jorge Luis Baños/IPS.

De acuerdo con el artículo El diagnóstico de laboratorio del SARS-C V-2: la labor del IPK, publicado en el boletín 24 de la OPS/OMS en la isla, en dicha instalación al principio se hacían alrededor de 500 pruebas diarias, y a partir de la segunda semana de abril, ascendieron a más de mil.

Hasta el 30 de junio se habían analizado en este laboratorio del IPK 173 063 muestras, de las cuales resultaron positivas 2 348, para un índice de positividad de 1.36 por ciento.

La publicación de la OPS/OMS, dedicada esta vez a Cuba frente a la COVID-19, explica asimismo cómo trabaja el equipo consagrado al diagnóstico virológico en el IPK, y detalla que está conformado por 56 profesionales, divididos en cuatro grupos de guardia, con 14 personas cada uno, que laboran 24 horas y descansan 72.

“Un grupo de 10 para los dos laboratorios destinados a la extracción del ácido nucleico del virus, y otro, con cuatro especialistas, trabaja en el laboratorio de virus respiratorios, donde se realiza el proceso final con la técnica de PCR en tiempo real, que da el resultado en menos de 24 horas. En este último, uno de los profesionales se ocupa de actualizar la base de datos”.

El texto también añade que los equipos de trabajo no solo están conformados por personal del laboratorio de virus respiratorios, sino que han sido reforzados por profesionales y técnicos del resto de los laboratorios del Centro de Investigaciones, Diagnóstico y Referencia del IPK. Estos, a la vez, son apoyados por otro grupo de trabajadores, tanto en la recepción y transporte de las muestras, como en la limpieza y desinfección de las áreas.

Los laboratorios —subraya el texto— en los cuales se llevan a cabo las labores de extracción del ácido nucleico del virus poseen un nivel de seguridad 2 (BSL-2) y están certificados para esta función. En correspondencia, el personal utiliza los medios de protección necesarios para evitar el contagio.

El laboratorio de virología del IPK es también el Centro Nacional de Referencia para el diagnóstico del SARS-CoV-2. Por tanto, tiene la tarea de corroborar el diagnóstico de las pruebas que les son enviadas de todo el país.

Otra de las funciones que desempeña es la de centro de capacitación para el personal de los laboratorios que se han ido incorporando a la respuesta del país a la pandemia.

Los especialistas han participado como miembros del equipo docente del IPK en las capacitaciones al personal de salud en el país, así como a los colaboradores que han salido a diferentes naciones a cumplir misión de apoyo en la respuesta ante la COVID-19”.

El documento resalta, además que, junto a científicos del Centro de Estudios Avanzados de Cuba, los virólogos del IPK han contribuido a la obtención de las primeras imágenes del virus SARS-CoV-2 directamente de muestras de pacientes nacionales, mediante Microscopía Electrónica de Barrido, y están incursionando en la secuenciación del virus.

En Cuba, se comenzó a realizar el diagnóstico del SARS-CoV-2 después de recibidos, el 14 de febrero, los primeros reactivos donados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) al Laboratorio Nacional de Referencia de Influenza y otros Virus Respiratorios del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Dichos reactivos fueron traídos a Cuba por una especialista de este laboratorio que asistió al primer curso de capacitación sobre diagnóstico del SARS-CoV-2 en México, organizado por la OPS. Estos permitieron implementar la técnica en Cuba y el primer diagnóstico positivo apareció en la isla el miércoles 11 de marzo de 2020, señaló el reporte.

En conferencia de prensa de hoy 25 de julio, el doctor Francisco Durán informó que, entre PCR en tiempo real y pruebas rápidas, el país acumula 244 020 muestras analizadas y 2 478 positivas al SARS-CoV-2 (1,02 por ciento). En palabras del experto, la isla se encuentra dentro de los países que más pruebas practica para la detección de COVID-19 por millón de habitantes.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.