Radio abierta en Neuquén en solidaridad con Cuba y la Revolución

La Casa de la Amistad Argentino Cubana de Neuquén y Cipolletti realizó el jueves 15 de julio una radio abierta en una de las esquinas más transitadas de la ciudad de Neuquén, para gritar bien fuerte ¡Cuba no está sola! ¡No al bloqueo criminal! ¡Viva la Revolución Cubana!

CAPAC – por Leonardo Del Grosso, desde Neuquén

Desde las 16.30 militancia de la zona y referentes populares se concentraron en la esquina de las calles Olascoaga y Sarmiento (qué nombres nefastos los de esas calles) para defender la Verdad sobre Cuba, sobre su gobierno revolucionario y su pueblo heroico, defender la Verdad contra la mentiras de la cadena mediática internacional del Imperio. Estuvo presente también nuestro Club Argentino de Periodistas Amigos de Cuba, y el Kolectivo Alpatako, de comunicación popular.

La solidaridad con Cuba se hizo presente en las calles de Neuquén

Al son las canciones de los grandes músicos y cantantes “Carlos Puebla y sus tradicionales”, estuvimos contando de la gran tranquilidad que existe en el interior de la sociedad cubana, a pesar del asedio imperialista de más de 60 años de bloqueo, de más de 60 años de agresiones terroristas, de 60 de mentiras inmensas contra Cuba…

Estuvimos reflexionando sobre que en nuestros países capitalistas, en sus varias versiones, neoliberales o no tanto, todos los días hay miles de personas en las calles, gritando, percutiendo bombos y redoblantes, cortando calles, rutas, porque es la gran injusticia existente la fundamental incitadora a la movilización popular permanente que ocurre, injusticias que son humillaciones constantes contra el pueblo trabajador, contra la juventud, contra la dignidad.

En Cuba esas injusticias no existen. No hay, ni por lejos, las injusticias alevosas que existen en los países capitalistas. En Cuba hay socialismo y, sin bien es cierto que hay algunas diferencias sociales (por supuesto que no tienen ni la más mínima comparación con la polarización social existente en el capitalismo), la dirigencia cubana, revolucionaria, está inspirada, es la continuidad, y se guía, con el ejemplo de los héroes y mártires revolucionarios que son a los que se les debe todo, todo. Pero no sólo la dirigencia revolucionaria está inspirada en los mambises, en Martí, en Maceo, en Gómez, en los revolucionarios del 26 de julio, en el Che, en Camilo, en Celia, en Melba, en Fidel, en Leopoldo, en Raúl, en Ramiro, en “los 5 héroes” (por nombrar sólo algunos de los tantos héroes que Cuba tiene)…, sino que, lo más importante, ¡todo un pueblo está inspirado en ellos!

En la radio abierta estuvimos reflexionando y compartiendo, cara a cara, estas reflexiones con el pueblo neuquino, describiendo simplemente la realidad real, no las películas de Occidente, no los tuits falsos, con fotos falsas, impulsados por robots, que se difunden fraudulentamente por las redes, para engañar a la opinión pública mundial.

Simplemente, la realidad real: la de que hay una internacional de la mentira que se monta sobre el hecho de que salió a la calle en Cuba una pequeña cantidad de ciudadanos a expresar algunos desacuerdos (algo absolutamente legal en Cuba), situación aprovechada a su vez por unos escasos vándalos manipulados por ínfimos mercenarios rentados por el dinero del narcotráfico yanki, para sobre esos hechos diminutos montar una alharaca internacional de difamaciones contra Cuba.

Simplemente la realidad real: la que denuncia el canciller cubano y el presidente Díaz-Canel que, con su gabinente en pleno dio todas las explicaciones al pueblo en cadena nacional, y fue más allá aún, apersonándose directamente, como hacía Fidel, en el lugar donde había algún descontento, para hablar cara a cara con los ciudadanos para despejar cualquier duda que hubiera.

Simplemente la realidad real, porque en Cuba no hay nada que ocultar, sino que, por el contrario, hay que hacer ver esa realidad real para que no se imponga la mentira, siempre mercenaria.

Es así que en la radio abierta estuvimos reflexionando diciendo no nuestra verdad, sino diciendo La Verdad, porque más allá de las perspectivas hay hechos objetivos, realidad incontrastable.

Estuvimos reflexionando de manera honesta, comparando lo que pasa en el capitalismo, donde todos los días hay crímenes, sevicias, linchamientos, abusos, violaciones desapariciones, torturas, impresionantes injusticias económicas y políticas (de todo ello se puede ver en los noticieros, todos los días), con la paz social y armonía del socialismo cubano, paz, armonía y amor en las condiciones difíciles de un bloqueo de más de sesenta años; paz, armonía y amor en medio de una pandemia mundial, pandemia mundial seguramente originada, por otra parte, en las armas biológicas que desarrollan los numerosos laboratorios militares yankis dispersos, como sus bases militares, por todo el mundo; y paz, armonía y amor en medio de una tormenta de mentiras que hacen un enorme daño moral, no sólo a Cuba, sino al mundo entero, a cada uno de los habitantes de este planeta.

Simplemente… la realidad real.

Es así que a la radio abierta se acercaron personalidades como Noemí Labrune y Nerea Monte, de la Multisectorial No a la Base Yanki en Neuquén y de la Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén, y participaron artistas de la talla de Elisa Algranati Fimus, pintora, muralista, que ofrendó su arte, en persona, a la Revolución Cubana, haciendo un hermoso cuadro que, con los colores de la solidaridad, ilustra la amistad del abrazo a Cuba de los pueblos del mundo.

«Abrazamos a Cuba», dice el hermoso cuadro de Elisa Algranati

Es así que se recibió la adhesión del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba, en especial de su regional noreste, y de la Unión de Trabajadores Desocupados de Neuquén.

Es así que los vecinos de Neuquén escucharon, por la radio abierta, a los inmortales “Carlos Puebla y sus Tradicionales” decir con su canto “remember Playa Girón”, esa amable advertencia al Imperio para que no se equivoque, porque si el imperio invade Cuba la sangre de los patriotas cubanos seguro empapará y ennoblecerá el suelo de ese pueblo viril, pero también mucha sangre imperialista y oligarca se derramará, con justicia, como resultado de la propia maldad del Imperio.

Simplemente, la realidad real: que esto no es un juego, y que el Bien vencerá al mal, preferiblemente por la buenas, como quiere el Bien, pero también por las malas, si es que el mal y sus oligarcas así lo imponen.

Simplemente, la realidad real. La de que en Cuba hay paz no porque hay una dictadura contra el pueblo, el soberano, sino porque hay justicia social y gobierna el pueblo, mediante sus mecanismos de democracia directa.

Simplemente, la realidad real. La de que en Cuba hay paz no porque hay una dictadura oligárquica, imperialista, como sucede en “democracias” occidentales como Colombia, por ejemplo, donde a la juventud la dejan sin trabajo, la matan en las manifestaciones, la desaparecen en las calles, y la torturan en la cárceles…; en Cuba hay paz porque hay mano dura contra los que pretenden que Cuba vuelva a ser el prostíbulo de los Estados Unidos, como era antes de la Revolución.

Simplemente, la realidad real. La de que en Cuba hay paz porque hay un pueblo revolucionario internacionalista que, en plena pandemia, ofreció su mano generosa, con sus médicos, para ayudar a otros pueblos, como enseña el ejemplo del Che.

Simplemente, la realidad real. La de que Cuba pudo desarrollar varias vacunas contra el coronavirus, a pesar del asedio que sufre por parte de los hipócritas que hablan de humanitarismo mientras hacen todo para sabotear al pueblo cubano con el bloqueo, para intentar rendirlo por asedio.

Simplemente, la realidad real, esa que los medios burgueses (como tales, siempre mercenarios) no explican, o los pocos de ellos que no son tan agresivos contra la Revolución Cubana, cuando lo explican lo hacen mal, lo hacen parcialmente, de manera deformada, de manera dubitativa, poniendo miserables peros.

Simplemente, la realidad real, esa que es incontrastable.

Todo esto estuvimos reflexionando y diciendo en la radio abierta el pasado jueves 16 de julio en Neuquén, sumándonos así a la gran movilización de solidaridad que el día anterior se había realizado frente a la embajada de Cuba en Buenos Aires.

Cuba lo ha dado todo por la Humanidad, por los trabajadores del mundo. Cuba hoy nos necesita. Lo menos que se puede hacer es militar la Verdad, la realidad real. Menos que eso es ser un ingrato con Cuba.

Desde Neuquén, Argentina, abrazamos al pueblo y al gobierno cubanos. ¡No al bloqueo criminal! ¡Viva la Revolución Cubana! ¡No pasarán!