Informe del Departamento de Salud de Estados Unidos reconoce que presionó para frenar la vacuna Sputnik V y la ayuda médica de Cuba

El gobierno de Estados Unidos realizó presiones sobre algunos gobiernos latinoamericanos, como Brasil y Panamá, para evitar que adquieran las vacunas rusas o cubanas contra el Covid-19 y evitar mayores influencias de Moscú en la región, según publican varios periódicos y portales basados en informes oficiales de Washington. También presionó sobre la presencia de médicos cubanos, que viajan a distintas naciones a prestar asistencia.   

CAPAC- Tomado de Cubainformación/ Fuente: ANSA/ Foto de portada: ACN. 

Los datos, según reveló hoy en Buenos Aires el periódico Página 12, aparecen en el informe anual del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (OGA, por sus siglas en inglés, el equivalente a un ministerio).
    
«La OGA coordinó con otras agencias gubernamentales de Estados Unidos para fortalecer las relaciones diplomáticas y ofrecer asistencia técnica y humanitaria para disuadir a los países de la región de aceptar ayuda de estos estados con malas intenciones», reza el informe.
    
En el reporte, por ejemplo, se reconoce haber apelado a las «relaciones diplomáticas» bilaterales entre Washington y Brasilia para obligar al gigante sudamericano, uno de los más afectados por la pandemia de la Covid-19, a rechazar la autorización para el uso de la Sputnik V, del centro ruso Gamaleya.
    
Según el documento estadounidense, sus recomendaciones buscarían evitar que Rusia «aumentara su influencia» en la región latinoamericana y caribeña, aunque no hay mayores detalles, publicó el portal de Telesur En un apartado del informe, que se titula «Combating malign influences in the Americas» (Combatiendo influencias malignas en las Américas) se explica, reveló Página/12, que se buscó evitar que países como Rusia, Venezuela o Cuba, «aumenten su predicamento» en la región a través de la vacuna rusa anticovid y de las brigadas médicas internacionalistas de Cuba.
    
La vacuna y los médicos cubanos actuarían «en detrimento de la seguridad de los Estados Unidos», según el documento.
    
El informe se difundió esta semana cuando Estados Unidos ronda la cifra del medio millón de muertos por la pandemia como resultado de la política del expresidente Donald Trump, partidario de que «mueran los que se tengan que morir«, como afirmó.
    
Y Brasil, por su parte, con la política sanitaria del presidente Jair Bolsonaro alineada a la de Trump, alcanzó esta semana la cifra escalofriante de los 290 mil muertos por coronavirus en total y 3.150 muertos por día en promedio.
    
En el caso de Panamá, Estados Unidos habría ofrecido asistencia técnica de los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para que el país centroamericano rechazara una oferta de médicos cubanos para combatir la epidemia de Covid-19.
    
Según Telesur de Venezuela, a pesar de la geopolítica contraria a su utilización, la vacuna del centro ruso Gamaleya, ha sido autorizada en unos 24 países, varios de ellos en América Latina y el Caribe.
    
También pese a la campaña contra ella, la cooperación médica cubana se ha extendido por tres continentes y una treintena de países durante la pandemia de Covid-19.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.