Frente a la COVID-19, Cuba logra su primera innovación basada en la nanotecnología

El hito tecnológico cubano propicia una mayor seguridad en la detección de los casos positivos, pues dadas su elevada sensibilidad y capacidad de concentrar las muestras, evita los falsos negativos, cuestión vital en los esfuerzos por cortar la transmisión de la contagiosa afección que actualmente registra un significativo rebrote en el país.

CAPAC- Por Orfilio Peláez/ Tomado de Granma/ Video: Mesa Redonda/ Foto: Pixabay. 

Curtido en la resistencia de un bloqueo asfixiante por casi 60 años, y puesto a prueba extrema, ahora, ante el azote de una grave epidemia, el ingenio científico cubano no ha dado otra respuesta diferente a lo que exige la premisa que el Presidente cubano reafirmó este viernes, al evaluar los resultados de BioCubaFarma en 2020: «Nosotros tenemos que ser capaces, a partir de nuestros propios esfuerzos, de mantener un desarrollo sostenible».

Desde la obtención de los medicamentos fundamentales que componen el protocolo de actuación ante la enfermedad, hasta los ensayos clínicos de los cuatro candidatos vacunales completamente cubanos, el reconocimiento expreso del mandatario ponderó esa amplia gama de innovaciones decisivas entre las cuales se incluye, más recientemente, el diseño y producción de un diagnosticador de muestras de PCR, la primera innovación basada en la nanotecnología y desarrollada por investigadores del Centro de Estudios Avanzados (CEA), con la cual Cuba da otro paso hacia la soberanía tecnológica en el combate a la COVID-19.

La doctora en Ciencias Angelina Díaz García, directora general de la institución, perteneciente a la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), precisó a Granma que se trata de un producto que emplea nanopartículas magnéticas para extraer el ácido ribonucleico (ARN) del coronavirus SARS-COV-2, causante de la enfermedad infecciosa.

El hito tecnológico cubano propicia una mayor seguridad en la detección de los casos positivos, pues dadas su elevada sensibilidad y capacidad de concentrar las muestras, evita los falsos negativos, cuestión vital en los esfuerzos por cortar la transmisión de la contagiosa afección que actualmente registra un significativo rebrote en el país.

Apuntó que este diagnosticador, totalmente cubano, fue validado en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), muestra una concordancia del 100% con los kits importados, no precisa de una cadena de frío y le fue otorgada, por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), una Autorización de Uso en Emergencias.

Al disponer de tan importante aporte, que sustituye importaciones de recursos claves para contener la pandemia, la Mayor de las Antillas está en condiciones de llegar a hacer la extracción y concentración de ARN por el método magnético (etapa previa a la prueba de PCR) para unas 20.000 determinaciones diarias.

La Directora General del CEA puntualizó que Cuba implementa un Programa Nacional de Nanociencia y Nanotecnología, dentro del cual hoy se ejecutan 26 proyectos investigativos vinculados a sectores priorizados de la vida nacional, entre ellos la bionanomedicina, la agricultura, el medioambiente, las construcciones y la rama energética.