En Haití médicos argentinos y cubanos unidos en la solidaridad

Dos médicos argentinos, graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) hace unos años, trabajan hoy codo a codo junto a sus hermanos cubanos en las zonas más afectadas por el terremoto en Haití.

CAPAC – por Maylin Vidal – fuente Prensa Latina

Esteban Sotelo y Hugo Saidon llegaron hace varios días a ese país caribeño como parte de una misión humanitaria de Cascos Blancos, perteneciente a la cancillería argentina, para ponerse a disposición de ese golpeado pueblo, que el 14 de agosto pasado fue víctima de un potente sismo con saldo de más de dos mil muertos y cientos de heridos.

‘Esta semana estuvimos trabajando juntos Cascos Blancos con la delegación cubana en el hospital Néstor Kirchner de Corail’, cuenta Sotelo a Prensa Latina vía Whatsaapp, emocionado de haberse reencontrado con sus colegas de la isla donde estudió medicina y se recibió en 2005.

Allí en Corail, en el departamento de Grand’Anse, donde las imágenes parecen de película, Argentina emplazó un hospital con nivel de atención tipo 1, con servicios de atención ambulatoria de emergencia, pediatría, clínica médica general, obstetricia y traumatología, que cuenta con sectores de recepción, triage, sala de espera, consultorios e internación y cuenta con equipos de monitoreo multiparamétrico y ecógrafos, entre otros.

Luego de los destrozos que sufrió el hospital por el terremoto, se habilitó la consultas de cirugía y estuvimos brindando consultas de pediatría, clínica médica y traumatología, contó el médico, quien ha vivido muchas experiencias en estos más de 15 días desde que arribó a Haití con una brigada de 24 voluntarios.

Junto a sus hermanos cubanos, Saidon y Sotelo han hecho controles de salud a niños que nacieron durante su estadía. Las fotos de lo vivido hablan por sí solas y hay una que conmueve profundamente. La de Sotelo sosteniendo con sus manos a un pequeño bebé recién nacido.

‘Fue un enorme orgullo trabajar en colaboración con los compañeros cubanos, somos dos pueblos unidos históricamente por lazos de solidaridad’, apuntó el galeno, especializado en pediatría.