Cuba reajusta fases de enfrentamiento a la COVID-19 ante incremento de casos

Cuba reajustó este lunes las fases de enfrentamiento a la COVID-19 en diferentes territorios, ante la necesidad de incrementar el rigor en las medidas epidemiológicas y sanitarias debido al aumento de casos de la enfermedad.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: Ricardo López Hevia / Granma

Las provincias de Matanzas y Villa Clara retroceden desde el estado de nueva normalidad a la fase tres de la etapa de recuperación, mientras que La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba se mantienen en ese nivel.

Pinar del Río, que ha logrado rebasar un pico de la epidemia, pasa igualmente a la fase tres; en tanto Mayabeque y Artemisa, debido al deterioro de sus indicadores epidemiológicos, se colocan en la fase uno de la etapa de recuperación, casi al borde de regresar a la etapa epidémica.

El resto de las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud se mantienen con los indicadores de la nueva normalidad, refiere el sitio de la Presidencia.

De forma general, en la nación caribeña no recesan las actividades docentes y tampoco paran las áreas económicas en las que ya se había logrado estabilidad.

El cambio de fases implica un aumento del control y las medidas sanitarias, ante una situación epidemiológica complicada, que registró el lunes una cifra récord de casos para una jornada, con 316.

Para determinar los cambios de fases se toma en consideración la tasa de incidencia por cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días y el cumplimiento del porcentaje de pruebas PCR realizadas.

Durante la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, efectuada la víspera, el presidente Miguel Díaz-Canel insistió en la necesidad de enfrentar la complejidad del momento con acciones nuevas y de una manera más rápida.

Significó que las familias que reciben viajeros del exterior deben actuar responsablemente, pues el incremento de casos positivos no está asociado a las instituciones hoteleras, sino a quienes van a sus casas o a las de sus de familiares.

El mandatario llamó a realizar un trabajo ágil en la información a estos viajeros sobre el resultado de sus exámenes de PCR.

También destacó la importancia de la atención a las personas y familias vulnerables, del tratamiento a los convalecientes para que tengan una mejor calidad de vida, de potenciar el desempeño de las unidades de cuidados intensivos, y de seguir avanzando en el desarrollo de las vacunas cubanas, que es lo que dará la seguridad de superar la COVID-19.