Cuba: La excusa del bloqueo

Salvo contadísimas licencias, las empresas de Cuba no pueden vender nada en el mercado más cercano y potente del mundo, Estados Unidos. Ni comprar allí, lo que multiplica los precios de sus importaciones desde mercados distantes. El principal emisor de turismo del mundo está vetado para la Isla.

CAPAC– Tomado de Cubainformación/ Foto: Jonathan Ernst/ Archivo Reuters.

Los productos de Cuba tienen cerrados también otros mercados. Fabricantes de vehículos o electrónica de Japón no podrían vender en Estados Unidos de comprar níquel cubano. Compañías europeas presentes en la Isla son perseguidas por la Ley Helms-Burton, que ahuyenta las potenciales inversiones.

A todo esto, añádanle 242 nuevas sanciones, aprobadas por Donald Trump, en los últimos cuatro años. Pero repitan conmigo: el bloqueo no existe, solo es una excusa… del gobierno cubano.