Cuba: Diez resultados científicos cubanos reconocidos mundialmente

Considerado un hito para un país en vías de desarrollo y sometido a un férreo bloqueo económico a lo largo de casi 60 años, diez productos de la ciencia cubana ostentan, hasta la fecha, la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

CAPAC- Por Orfilio Peláez/ Tomado de Granma / Foto de portada: Infomed.

Se trata de un reconocimiento establecido en 1979 por esa entidad de la ONU, para estimular la actividad inventiva y creadora en el mundo, principalmente, en las naciones no industrializadas.
De acuerdo con la información disponible en el sitio web de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (www.ocpi.cu), el primer producto  cubano acreedor de la Medalla de Oro de la OMPI fue la vacuna antimeningocócica tipo B, en 1989, creada por un colectivo de investigadores del hoy Instituto Finlay de Vacunas, lidereado por la doctora Concepción Campa Huergo.

Luego la recibieron, en 1996, el Policosanol (conocido por la sigla PPG), fármaco logrado a partir de la cera de la caña de azúcar por especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), y en 2000 el antibiótico de uso veterinario Biocida, del Centro de Bioactivos Químicos de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. 

Merecieron el lauro en 2002 el anticuerpo monoclonal humanizado cimaher, del Centro de Inmunología Molecular (CIM), y el producto Stabilak, para prolongar el tiempo de conservación de la leche cruda sin refrigeración, obtenido en el Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (Censa).

Otras invenciones distinguidas con la Medalla de Oro de la OMPI son: la vacuna contra el Haemophilus Influenzae Tipo B, resultado del entonces Centro de Antígenos Sintéticos de la Universidad de La Habana, en colaboración con la Universidad de Ottawa, Canadá (2006), así como el equipo para el diagnóstico rápido microbiológico Diramic, del CNIC, y el Surfactante pulmonar Surfacen, creado en el Censa, destinado al tratamiento del Síndrome de Dificultad Respiratoria en el recién nacido, ambas en 2007.

Completan la relación el fármaco Heberprot P, logro emblemático  del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología,  galardonado en 2011, y la invención Anticuerpos monoclonales anticd6 (Itolizumab), del CIM que, destinada al tratamiento y diagnóstico de la psoriasis, obtuvo la referida presea dorada en 2015. 

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.