“The war on Cuba”: Un documental imprescindible sobre los efectos del bloqueo de Estados Unidos

Con un “Hi, I´m Liz”, comienzan los tres episodios de The War on Cuba, cortometrajes de 12.42, 12.31 y 16 minutos que traen una mirada fresca acerca del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y sus consecuencias para el pueblo de la nación caribeña.

CAPAC- Tomado de Cubaperiodistas.

Bajo las firmas de los cineastas norteamericanos Danny Glover y Oliver Stone, como productores ejecutivos de los audiovisuales, los materiales han sido dirigidos por el periodista Reed Lindsay y realizados por el proyecto Belly of The Beast, una iniciativa radicada en La Habana que une a cubanos y estadounidenses; y que persigue el propósito de contar historias, directamente desde la Isla, que impacten a la audiencia occidental.

The War on Cuba trascurre a través de la mirada de la joven periodista Liz Oliva Fernández, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Desde la cercanía que ofrece ubicar al comunicador en el lugar en que se desarrolla el suceso, así como la interacción con quienes lo viven, los cortometrajes consiguen que el espectador sienta el impacto real del bloqueo a través de historias de vida que nos devuelven la capacidad de asombro, quizás extraviada entre las varias generaciones nacidas en la isla bajo el signo de esa realidad.

En un trabajo sobre la serie documental, publicado en Cubahora, se destaca que las historias narradas están centradas en las personas que a menudo se informan erróneamente, poco o ignoran el tema, y en que los medios de comunicación extranjeros tienden a presentar a los cubanos como víctimas indefensas o engranajes pasivos de una máquina.

“Presentamos a los cubanos tanto de dentro como de fuera de las instituciones gubernamentales que están trabajando para hacer de sus comunidades, su país y el mundo un lugar mejor”, comparten, asimismo, en el sitio online de Belly of The Best.

Precisamente, a estas personas que han sufrido y sufren las consecuencias de bloqueo se acerca Liz: a Ernesto, el campesino que usa una prótesis en su pierna y no puede conseguir una mejor y adaptada a sus labores, o al joven pelotero Xian Vega, al que se le borró de un plumazo (literal) el sueño de firmar con un equipo de la MLB, sin tener que abandonar su país.

Con dinamismo, y construyendo un relato memorable, planos atrevidos y movidos logran mantener al espectador interesado de principio a fin. A ello contribuye también la periodista que rompe la denominada “cuarta pared”,  hablando de manera directa a la cámara e involucrando a la audiencia. Disponibles en YouTube se encuentran los casi 42 minutos que suman los tres episodios que logran resumir y traer con una mirada fresca y contemporánea de la comunicación los 60 años de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos y el impacto del bloqueo en sectores claves y sensibles de la nación cubana como el de la Salud.

Pero, sobre todo, el material consigue en su último plano sentar al espectador junto a la joven periodista mientras esta mira a La Habana desde la azotea de su casa y reflexiona en spanglish: “Acaso el gobierno de los Estados Unidos no tiene suficientes problemas que resolver para andar “preocupándose” por nosotros. «Some people say the blockade isn´t a big deal, that our economic problems are only caused by our government, or by socialism. If that´s true, ¿por qué no quitan el Bloqueo?”.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.