Tatu cumple un año en la Patagonia Argentina y homenajea al heroico “Che” Guevara

La casa de Tatu en la Patagonia Argentina cumplió, el 15 de junio, un año de trabajo solidario y humanitario.

Está ubicada en el Barrio Moreira 3, en Trelew, y funciona la Biblioteca 22 de Agosto y el merendero Copa de Leche Carita Feliz. En una tarea junta con las compañeras de estas organizaciones, los médicos de Tatu, graduados en la ELAM, atendieron en un año a 428 pacientes y entregaron 228 medicamentos de forma gratuita y solidaria. Si se hubieran cobrado las consultas y los medicamentos, la cifra superaría los $478.000.

El objetivo social es cubrir la necesidad creciente de la comunidad en materia sanitaria y resolver con los recursos posibles las enfermedades. No porque sean buenos, sino porque el Barrio Moreira 3 es una toma de tierras y, como sucede en todos estos lugares, el Estado es indiferente. De modo, que Tatu en la Patagonia es una faro de luz para los invisibles del sistema.

Bajo el nombre de “Misión Alina Sánchez”, la tarea de los médicos se desarrolla todas las semanas hace un año de forma consecuente.  La dra. Alina Sánchez, que había adoptado el nombre kurdo de Legerín Ciya, e integraba la academia de Gineología en Rojava, murió hace poco más de un año en un accidente de tránsito en Kurdistan. Llegó a Tatu en Buenos Aires, con una gran voluntad internacionalista. Más tarde, se unió con el pueblo de Rojava y del Norte de Siria para defender a la humanidad y constituir una sociedad libre. En su honor, la misión de la Patagonia lleva su nombre y vive permanentemente en el corazón de todos los luchan por construir un mundo mejor.

En este sentido, la fidelidad a las ideas revolucionarias, al compromiso con el pueblo, permitió avanzar a Tatu, a pesar de sufrir el impacto del poderío y la sofisticación del sistema. Así, en su compromiso social con los sectores más castigados, busca conocer y estudiar la realidad para cambiarla, no para someterse a ella. “Lo que viene va a ser más duro que nunca, días negros se avecinas en nuestra América Latina si se concreta el avance de la ultraderecha fascista, por lo que redoblaremos los esfuerzos, la lucha y compromiso con los principios. Tatu demuestra que ‘a pesar de que tenemos que entrar al sistema, es para cambiar al sistema, no para permitir que el sistema nos cambie y para hacerlo es necesario una ruptura y la primera ruptura es la del pensamiento’”, reflexionó el referente local, doctor salvadoreño Romeo Mejía.

En un encuentro concurrido, Tatu festejó un año en Trelew y los 91 años que cumpliría el heroico guerrillero, doctor y comandante Ernesto “Che” Guevara, ejemplo de lucha, solidaridad e internacionalismo. Tatu es el seudónimo que el Che utilizó en el Congo cuando apoyaba a los movimientos insurreccionales que buscaban liberarse de los tiranos. Hoy es recordado con mucho amor por los Tatu´s de Latinoamérica, desparramados por Argentina, Chile y Guatemala, porque es, fue y será la estrella que guíe el camino, el ideario de una sociedad más justa y el eterno amigo de los pueblos de nuestra América.     

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.