Solidaridad con la Brigada Médica Cubana en Guatemala

Autoridades Indígenas Ancestrales de Guatemala respaldar el trabajo humanitario que realiza la Brigada Médica Cubana y exigen al Ministerio de Salud “reafirmar la necesidad de mantener la cooperación con los médicos cubanos y establecer los mecanismos políticos, técnicos, logísticos y financieros para ampliar su cobertura en el territorio nacional”.

CAPAC – Anabella Almonacid

Después de una conferencia de prensa, transmitida en vivo por sus redes sociales, las Autoridades Indígenas Ancestrales compartieron un comunicado de respaldo al trabajo caribeño en la región:

En el 2020, la Brigada Médica Cubana cumple 20 años de cooperación con Guatemala, brindando servicios de al menos 10 especialidades en el ámbito técnico y científico de la medicina; al día de hoy su cubertura es en 110 de los 340 municipios, 14 de las 29 Áreas de Salud, 18 de los 44 hospitales públicos, los 100 Puestos de Salud, además estamos presentes en 44 Centros de Salud, 34 Centros de Atención Permanente, 11 Centros de Atención Materno-infantil y 4 Centros Oftalmológicos.

Han brindado servicios médicos en las distintas disciplinas a un promedio de 332 mil 472 guatemaltecos y guatemaltecas, que significa más de 47 millones de consultas, esto representaría un valor de más de 7 mil millones de quetzales; las cirugías oftalmológicas atreves de la Operación Milagro ha operado a más de 218 mil personas desde que comenzó su labor en 2006, lo que representa un aporte de más de 700 millones de quetzales; Los cirujanos, ginecobstetras y ortopédicos han operado en Guatemala ha atendido a 500 mil personas lo que significa una inversión financiera de unos 1,700 millones de quetzales; las y los licenciados en Enfermería, si tenemos en cuenta que su cooperación extendida comenzó en 2012, hace solo 8 años han realizado más de 360 mil aplicaciones de inyecciones y si se contabilizara su aporte serían alrededor de 3 mil seiscientos millones de quetzales; estos mismos profesionales han atendido partos y han recibido durante su misión alrededor de 2,500 guatemaltecas que de haber asistido a una atención privada en Guatemala, la inversión se hubiese elevado a una cantidad aproximada de 7 mil millones y medio de quetzales. Las y los odontólogos cubanos en un mes, brindan atención a un promedio de 400 personas, lo que significa una inversión en promedio de 60 mil quetzales mensuales. La Escuela Latinoamericana de Medicina, ha graduado en estos años 1073 médicos guatemaltecos y ha ofrecido residencia de especialidades a una decena de ellos. De haberse graduado estos profesionales en la universidad nacional de Guatemala habría originado una derogación del estado guatemalteco de más de 165 millones de quetzales.

Estamos conscientes que para el pueblo cubano, los datos financieros no es la prioridad para medir el impacto de sus servicios, y como Autoridades Ancestrales Mayas, Xinka y Garifuna de Guatemala, valoramos más allá de lo financiero, valoramos en gran manera su calidad humana, su mística, su aprecio por la vida y sobre todo la ética profesional, razones que los mueve a brindar su servicio en nuestros territorios.

Sin embargo, puesto que los detractores de las Brigadas Médicas Cubanas, le es de mucha preocupación pues con gran falacia considera que financieramente es una inversión muy alta la que Guatemala realiza ante tal cooperación y que además desplaza las oportunidades laborales a los profesionales nacionales, señalamos que:

Guatemala tiene 0.4 médicos y 0.1 enfermeros (as) por cada mil habitantes (de las más bajas de Latinoamérica), de los cuales más del 90% se encuentran ejerciendo su profesión en la ciudad capital y la mayoría del restante 10%, en las cabeceras departamentales; 400 profesionales de la medicina de origen cubano en Guatemala en ningún momento desplaza oportunidades laborales para: médicos, enfermeros y otros profesionales de la medicina en el país, por el contrario, suman a las escasas posibilidades de atención medica que nuestros pueblos tiene, puesto que en su mayoría, los cooperantes médicos cubanos se ubican en los territorios de pueblos indígenas de Guatemala.

Si en 22 años, se hubiese contado con 400 profesionales en nuestro territorio y si el estipendio económico también hubiera sido permanentemente en Q.7,000.00, como lo es en la actualidad, entonces el Estado de Guatemala, ha invertido un total de: 61, millones 600 mil quetzales por los servicios que los profesionales han brindado durante
los 22 años; sin embargo, y estimando la cantidad de servicios brindados y costeándolos de acuerdo a los precios del mercado nacional (lamentablemente la salud en Guatemala, en su mayoría es privado) las y los pacientes hubieran invertido un estimado de: 7 mil millones de quetzales; es decir que apenas un 0.033% de lo que el Estado de
Guatemala ha derogado en estipendios para las y los profesionales de la Brigada Médica Cubana en Guatemala. Es necesario recordarle a los detractores de la Brigada Médica Cubana que, estos estipendios provienen de nuestros impuestos.

Manifestamos:

Nuestro apoyo total, solidaridad y fraternidad hacia la Brigada Médica Cubana.

Rechazamos rotundamente la actitud de las personas detractoras de la Brigada Médica Cubana en Guatemala, señalamos que los argumentos utilizados carecen de fundamentos reales y son una manifestación evidente del sesgo ideológico político que además es planteado en una coyuntura nacional que requiere observación y tino político para contribuir a la estabilidad democrática por lo es necesario dejar de emplear las diferencias políticas para procurar disuadir la realidad y sus roles políticos para los que fueron electos.

Exigimos

Al Ministerio de Salud, reafirmar la necesidad de mantener la cooperación con la Brigada Médica Cubana, y establecer los mecanismos políticos, técnicos, logísticos y financieros para ampliar su cobertura en el territorio nacional.

A la junta directiva del Congreso de la República de Guatemala, sancionar a quienes impulsan esta acción y que evidentemente es violatoria al mandato constitucional de velar por el bienestar común de las y los guatemaltecos.
A la población en general, llamamos a repudiar esta acción, basada en la fobia a un sistema humanizante, respetuosa de la vida y de los derechos fundamentales para los seres humanos, como el sistema cubano.

Extendemos nuestro agradecimiento al pueblo cubano y sus programas de solidaridad hacia nuestros pueblos.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.