Sistema meteorológico de Cuba: Fortaleza para la isla y el Caribe

Conformado por una red de 68 estaciones meteorológicas distribuidas por todo el territorio nacional, y ocho radares, el sistema de la Mayor de las Antillas mantiene un intercambio permanente con toda la región caribeña, pero también con Centroamérica y Norteamérica.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: Yander Zamora/ EFE.

Contar con un sistema meteorológico sólido es una de las fortalezas que exhibe Cuba hoy para enfrentar la temporada ciclónica y apoyar a las naciones y territorios del área del Caribe con información de rigor, que les permita evaluar los riesgos y adoptar decisiones ante los posibles eventos.
Conformado por una red de 68 estaciones meteorológicas distribuidas por todo el territorio nacional, y ocho radares, el sistema de la Mayor de las Antillas mantiene un intercambio permanente con toda la región caribeña, pero también con Centroamérica y Norteamérica.

Según dijo este lunes el doctor en Ciencias Celso Pazos, director del Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet), en el programa televisivo Mesa Redonda, todos los datos recopilados por los radares de la Isla se comparten con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, institución que brinda servicios al área, lo cual contribuye al intercambio de conocimientos y a hacer mejores pronósticos a nivel regional.

Pazos resaltó la voluntad del país de -a pesar del costo de los equipos y el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos sobre Cuba, que obstaculiza la adquisición de piezas y equipamiento- fortalecer el servicio meteorológico y dotarlo de una estructura que le permite asumir este tipo de trabajos.

A ello se suma el poder contar con una fuerza técnica capacitada en todo el país, con 1.416 trabajadores, de los cuales el 40 por ciento son mujeres, quienes mantienen vigilancia permanente sobre el área y los peligros que se puedan ofrecer.

El director del Insmet dijo que poseer estos recursos representa también una responsabilidad con la comunidad caribeña, lo cual honran con un trabajo dedicado y casi sin descanso en situaciones como las vividas con las tormentas tropicales Laura y Marcos.

En este sentido destacó las observaciones que se hacen en las estaciones meteorológicas y los radares, así como la presencia de especialistas en las diferentes ramas de la Meteorología en cada una de las provincias cubanas, quienes interpretan esos datos y brindan informaciones valiosas para la toma de decisiones.

Puso como ejemplo de ello lo ocurrido con la trayectoria de Laura y sus cambios, los cuales pudieron seguirse a través de los diferentes radares ubicados en varias regiones del país, y realizar análisis técnicos muy detallados, como la determinación de su zona central.

Pazos se refirió igualmente a la fortaleza que significa la estrecha vinculación del sistema meteorológico con el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil y otras instituciones del Estado cubano, de manera que se puede actuar con mayor prontitud y seguridad ante cualquier amenaza.

Asimismo aludió al incremento de los canales de comunicación, que trascienden la presencia permanente en las transmisiones de radio y televisión, para adentrarse en la utilización de las redes sociales, la página web del Insmet y el denominado teléfono meteorológico, un número al cual las personas pueden llamar para escuchar el parte meteorológico.

Además, se brinda información a través de los teléfonos móviles y la APK nacional, que permite el acceso a las imágenes de los satélites, los radares, los datos de las estaciones y los pronósticos.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.