Presentan nuevo informe sobre desarrollo humano en Cuba desde la perspectiva local

Un nuevo informe sobre desarrollo humano en Cuba, desde la mirada local, fue presentado esta tarde en conferencia virtual como un documento que ofrece propuestas que podrían ayudar a reforzar las potencialidades de los municipios del país, a la vez que incorpora, por primera vez, la medición del Índice de Desarrollo Municipal.

CAPAC- Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: @CarlosFidelDOEI / Twitter.

Bajo el título “Ascenso a la raíz. La perspectiva local del Desarrollo Humano en Cuba 2019, este cuarto informe fue elaborado con la coordinación del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM) y el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la participación de varias instituciones cubanas.

El estudio, que abarca temas como economía, empleo y salarios, seguridad y asistencia social, salud pública, educación, medio ambiente y situación de la mujer, posee dos importantes innovaciones, una de ellas referida al cómputo del Índice de Desarrollo Humano para todos los municipios del país, superando los anteriores informes que solo midieron el ámbito provincial, señaló Maribel Gutiérrez, representante residente del PNUD en Cuba.

La segunda, argumentó, haber incluido por primera vez en el cálculo del Índice de Desarrollo Humano la dimensión ambiental, “lo que representa un aporte al debate global sobre la medición del desarrollo de manera multidimensional y sostenible, en correspondencia con los objetivos del PNUD”.

Ascenso a la raíz” centra el análisis en los municipios, vistos en la Constitución como pieza clave del desarrollo, enfatizó Gutiérrez en la presentación, que contó con la participación —presencial y mediante videoconferencia— de los viceministros del CITMA, Economía y Planificación y de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, así como de Luis Felipe López, asistente del Secretario General y director de la oficina regional del PNUD para América Latina y el Caribe, y representantes del sistema de Naciones Unidas en Cuba y de instituciones académicas.

El informe, abundó Gutiérrez, utilizó las estadísticas públicas y arrojó la necesidad de diversificar estas informaciones a nivel local, al tiempo que incluyó un apéndice dedicado al impacto y gestión de la Covid-19 en la Isla.

A pesar de los obstáculos en el contexto actual, “Cuba ha puesto su potencial de desarrollo humano y los escasos recursos económicos en función del enfrentamiento a la pandemia, tanto a escala local y nacional como a escala global, desde la colaboración internacional”, se lee en el informe. La viceministra del MINCEX, Dévorah Rivas Saavedra, destacó el esfuerzo en la elaboración del informe en el período de la pandemia y la importancia que le concede el Gobierno cubano al desarrollo territorial, en correspondencia con la Constitución y con la nueva política para impulsar el desarrollo territorial aprobada en 2020.

Consideró que “Ascenso a la raíz” constituye una base para futuros trabajos sobre esta naturaleza que se podrían desarrollar de conjunto, y ratificó la voluntad de Cuba de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su agenda 2030.

“El bloqueo de Estados Unidos no impedirá que logremos cumplir los compromisos de Cuba con su pueblo y las Naciones Unidas”, aseguró Rivas Saavedra.

Mildrey Granadillo, viceministra del MEP, se refirió a las normas jurídicas aprobadas este año para impulsar el desarrollo local, que definen el sistema de trabajo adecuado, la financiación y los procedimientos bancarios, presupuestarios, de precios y desde el punto de vista contable para la gestión de los proyectos locales.

El desarrollo local en Cuba ha pasado a constituir una política pública de importancia estratégica, resumió y subrayó que el informe presentado hoy representa una oportunidad para los decisores de políticas y estructuras de los gobiernos territoriales con el objetivo de avanzar “hacia el municipio que queremos, con autonomía, competencias y mayor gestión de su desarrollo”.

Por otra parte, Ascenso a la raíz añade que los gobiernos locales juegan un papel determinante en la gestión del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático, si bien su capacidad de decisión sobre las políticas en materia de medio ambiente y gestión de los recursos naturales podría ser mucho más relevante.

Índice de Desarrollo Humano provincial y municipal

El Índice de Desarrollo Humano, elaborado por el PNUD desde 1990, clasifica a los países (unos 189) en cuatro niveles de desarrollo humano, teniendo en cuenta la esperanza de vida, la educación e indicadores de ingreso per cápita.

De acuerdo con Ramón Pichs, director del CIEM y coordinar del informe “Ascenso a la raíz”, lo que se calcula en este documento es un Índice de Desarrollo Humano provincial y municipal. El primero permite identificar las provincias que se encuentran en mejores posiciones y las más rezagadas.

En ese cálculo, explicó, ninguna provincia presenta un índice de desarrollo humano bajo, en tanto se concentran en la región oriental —excepto Holguín— aquellas con resultados más rezagados y en las primeras posiciones está La Habana, Villa Clara, Matanzas y Pinar del Río.

En cuanto al índice municipal, Pichs acentúa la utilidad de los resultados como insumo para el proceso de toma de decisiones, teniendo en cuenta que ofrece una metodología flexible.

Este indicador se presenta en cuatro categorías: desarrollo humano “muy alto”, “alto”, “medio” y “bajo”. De esta manera, 29 municipios alcanzaron la categoría de desarrollo humano muy alto, 51 la de desarrollo humano alto, 75 de desarrollo humano medio y 13 la de desarrollo humano bajo.

En este sentido, el informe concluye que han sido programas nacionales los que han impulsado a los municipios más exitosos. “Los desarrollos municipales a partir de estrategias y proyectos propios de la localidad no desempeñan todavía un papel relevante”.