Nueva Casa de Amistad Argentina-Cuba en Quilmes

Con un acto virtual se dio a conocer la formación de la Casa de la Amistad Argentina-Cuba de Quilmes, en la Provincia de Buenos Aires. En la transmisión por una conocida plataforma, se analizó el modelo médico cubano, la experiencia de la Escuela Latinoamericana de Medicina y las vacunas cubanas en el actual contexto de pandemia.

CAPAC – por Alberto Mas

Ante las restricciones que se viven en Argentina debido con el objetivo de frenar la pandemia de covid, resulta imposible efectuar un encuentro presencial para inaugurar formalmente la Casa de Amistad Argentina-Cuba, las organizaciones que la componen optaron por una actividad virtual.

Integran este conjunto solidario, el Centro Cultural “Raymundo Gleyzer”, agrupación “La Barrial”, organización  “Abriendo Caminos”, el Centro Cultural Arte en Pie, el Partido intransigente, la agrupación “Tres Banderas”, el  Partido Comunista de Quilmes, y militantes independientes, en una muestra acabada de que con la unidad se aporta a la construcción de un mundo mejor.

Además de los integrantes de La Casa, estuvieron presentes delegaciones representando al Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba, de la Comisión de Asociados del Banco Credicoop suc. Quilmes y del Municipio de Quilmes.

La presentación en nombre de La Casa estuvo a cargo de Juan Leoni, quien destacó los actos de solidaridad que Cuba tuvo para con la Argentina, en especial en los momentos de las nefastas dictaduras militares, incluso resaltó, la humanitaria acción de construir en La Habana una guardería que se hizo cargo de la educación y contención de hijos de militantes revolucionarios que luchaban en nuestra Patria, haciendo también un llamado a participar activamente en las acciones solidarias con la Isla en la lucha por terminar con el genocida bloqueo que le imponen los EE.UU. desde hace más de 60 años.

Se conformó un panel con la Dra. Eugenia Méndez, primera promoción de la ELAM (Escuela Latinoamericana de Medicina), especialista en Medicina General Integral e Infectología, integrante del Movimiento de Solidaridad Cuba Resistencia-Chaco y Mario Lozano, Dr. en Cs. Bioquimicas, especialista en Enfermedades Virales Emergentes, Virología Molecular, docente, investigador y ex rector de la UNQui (Universidad de Quilmes).

En las exposiciones, la Dra. Méndez destacó la importancia de las acciones de Cuba en desarrollar proyectos de salud popular, y como Fidel impulsó un sistema de medicina universal modelo, a pesar de haber quedado prácticamente sin médicos al triunfo de la Revolución, al mismo tiempo que enviaba misiones médicas solidarias a otras partes del mundo, como fue la primer brigada médica en 1963 a Argelia, la fundación de la ELAM en 1999 para formar médicos que volvieran a sus países a colaborar con los más necesitados y más recientemente en 2005 el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Graves Epidemias, Henry Reeve, que, entre otras acciones, combatió el Evola en África y en esta actual pandemia colaboró en más de cuarenta países, incluso muchos del primer mundo.

El Dr. Lozano expuso la importancia del desarrollo soberano de Cuba en la producción de fármacos y de vacunas, recordemos que Cuba es la única en tener en desarrollo cinco vacunas en Latinoamérica y serán las únicas de producción totalmente estatal, sin la participación de capitales externos y fondos de inversión.

Hizo un recuerdo histórico, comparando las acciones de las oligarquías que gobernaban el país en 1871 durante la fiebre amarilla que azotó principalmente la ciudad de Buenos Aires, luego de la nefasta guerra de la triple alianza que destruyó al Paraguay y su experiencia de desarrollo industrial independiente, con la actual oposición de derecha que en esta nueva triple alianza, mediática, política y judicial, apuestan a la muerte, prefiriendo la mentira a la verdad, habiendo en ambas épocas apostado al negacionismo, a ocultar mediáticamente la verdad y a no prevenir las consecuencias de las enfermedad.

Aunque también, rescató Lozano, esta pandemia nos dejó grandes muestras de solidaridad, entre países, personas y profesionales de la salud, incluidos algunos medios de comunicación, y entre estos países rescató la actitud solidaria de Cuba para con la humanidad.

Cerró la actividad, Mariano Tatasciore, agradeciendo a todos los participantes que hicieron realidad la constitución de esta nueva Casa de Amistad con Cuba.