Movimientos de solidaridad con Cuba denuncian resolución del Parlamento Europeo

Activistas del movimiento internacional de solidaridad con Cuba, desde disímiles lugares del mundo, han mostrado su rechazo a la resolución anticubana impulsada por el grupo conservador del Partido Popular Europeo junto a liberales y eurodiputados de extrema derecha y aprobada por el Parlamento Europeo.

CAPAC- Por Patricia María Guerra Soriano/ Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: Getty Images.

Una de las declaraciones de apoyo a la Isla fue firmada por el Comité Ruso de lucha contra el bloqueo, el movimiento social Venceremos, la Vanguardia de la Juventud Roja, la Universidad Obrera I.V.Khlebnikov, el Proyecto Creativo Red TV y el equipo editorial del periódico Trudovaya Tyumen.

En el documento emitido, las organizaciones suscribieron que en el “Europarlamento predominan los neoliberales, ideológicamente hostiles al progreso social y a la soberanía de los pueblos” y quienes “reducen su actividad a las tentativas demagógicas de darle al mundo sus lecciones sobre lo que consideran derechos humanos”.

Los activistas rusos destacaron que la principal violación de los derechos humanos en Cuba, es el bloqueo impuesto por Estados Unidos desde hace 60 años y contra el cual, este 23 de junio, se efectuará la votación anual que convoca a su eliminación y denuncia, ante el mundo, las graves afectaciones que provoca esa política a la población y al Gobierno cubanos.

También alertaron que la nueva campaña tiene como propósito hacer retroceder el acercamiento político y económico alcanzado en los últimos años entre la Unión Europea y la nación caribeña y llamaron la atención sobre “la avalancha de resoluciones irresponsables” relacionadas con asuntos internos de Rusia, Belarús, China, Siria, Irán, Venezuela, Bolivia y otros Estados soberanos.

“Para nosotros-enfatizaron-, la Cuba socialista, como hace 60 años, sigue siendo la Isla de la libertad, portaestandarte de la lucha por la soberanía de los pueblos. Tenemos la certeza de que los cálculos de los agresores, y de sus sirvientes provocadores, otra vez fracasarán”.

Desde la plaza Jacques-Rueff, en el Campo de Marte, asociaciones de solidaridad, sindicatos y fuerzas políticas en Francia, así como cubanos y latinoamericanos residentes en ese país, exigieron al presidente estadounidense, Joseph Biden, el fin del cerco económico, comercial, financiero y extraterritorial.

En la movilización-efectuada como parte de las acciones previstas en la semana mundial de condena al bloqueo, la cual es organizada por el canal Europa por Cuba-los participantes también condenaron la reciente resolución del Parlamento Europeo e instaron a los Gobiernos de la Unión Europea a presionar a Washington para que cese su agresión sostenida.

Por su parte, los grupos “Salvador Allende” y “Patria Grande”, en Dinamarca expusieron en su declaración que este episodio injerencista no es un hecho aislado de la política europea. Se trata-afirmaron-de un grupo de europarlamentarios de la derecha española nostálgicos del franquismo que quieren impulsar nuevas condenas anticubanas que ocupen grandes titulares en la prensa oficialista.

“Aquí no se hablará del levantamiento del criminal bloqueo económico, comercial y financiero. No se mencionará la extraterritorialidad de la ley Helms-Burton que impacta, entre otros, a empresas europeas, las cuales reciben amenazas y multas por operar en Cuba”, aseguraron.

Asimismo, agregaron que tampoco se hablará sobre la intimidación a las empresas que ya no pueden enviar suministros de combustible a Cuba, ni se condenará al ataque terrorista perpetrado con fusiles de asalto a la Embajada de Cuba en los Estados Unidos el 30 de abril de 2020, lo cual pone en cuestión el cumplimiento de la Convención de Viena por la Administración norteamericana sobre relaciones diplomáticas.

En la declaración danesa, las organizaciones precisaron que estarán pendientes “ante estas infames maniobras que se diseñan a espaldas de los pueblos por títeres gobernantes” y que denunciarán “cada acción entreguista y sumisa de las élites europeas a la política del Gobierno de los Estados Unidos”.

“Hacemos un llamado -concluyeron- a todas las organizaciones sociales de Latinoamérica que en sus luchas vienen obteniendo grandes triunfos a través de la movilización popular, para estar en alerta ante nuevas amenazas imperiales y a exigir el levantamiento del bloqueo contra Cuba”.

Similares peticiones realizaron los grupos de solidaridad con Cuba radicados en Eslovaquia y en Nicaragua.

“Si el Gobierno de Estados Unidos se preocupa por los DDHH en la nación caribeña, debe levantar el bloqueo, de lo contrario el resto de la retórica empleada por Washington es pura hipocresía y manipulación para derrocar a la Revolución”, indicaron en su declaración cubanos residentes en Eslovaquia.

En tanto, el Grupo Parlamentario de Amistad Nicaragua-Cuba rechazó la resolución catalogándola de “injerencista, arbitraria, arrogante e injusta”, al reflejar “la doble moral hacia la nación cubana, y su visión imperial, hegemónica y fascistoide que busca el sometimiento oprobioso de nuestros pueblos”.

“Demandamos al Parlamento Europeo a no ejecutar acciones contrarias a la Soberanía y la Igualdad de los Estados, a la no interferencia en los asuntos internos del pueblo cubano, principio que está consignado en la Carta de las Naciones Unidas”.