Misiles de la Resistencia obligaron a Israel a interrumpir la producción de gas en las plataformas costeras

Desde el sábado, la Entidad Sionista ha sido sorprendida por una ola sin precedentes de ataques con misiles en represalia por su bombardeo salvaje que mató a 25 personas en Gaza. El campo de de gas de Tamar en alta mar, está al alcance de los misiles de la Resistencia.

tomado de Al Manar en castellano

La Entidad Sionista dejó de producir gas el pasado fin de semana en el campo costa afuera de Tamar por temor a los misiles de la Resistencia.

Más de 700 misiles fue disparados desde el sábado hasta el lunes contra la Entidad Sionista.

En una declaración “urgente”, el ministro de Energía israelí anunció la detención hasta nuevo aviso de la producción de gas en el campo de Tamar en el Mediterráneo, mientras que la Resistencia anunció planes para ampliar su campo de acción y atacar a Tel Aviv o incluso la central atómica de Dimona.

Desde el sábado, la Entidad Sionista ha sido sorprendida por una ola sin precedentes de ataques con misiles en represalia por su bombardeo salvaje que mató a 25 personas en Gaza, incluidas dos mujeres embarazadas y tres bebés. El campo de Tamar en alta mar, que satisface las necesidades de gas natural del régimen israelí, está al alcance de los misiles de la Resistencia. Se encuentra a 90 kilómetros de la costa en el Mediterráneo, pero sus terminales de producción están a solo 25 kilómetros del sur de los territorios ocupados de Palestina.

El sitio de Tamar es perfectamente visible desde la Franja de Gaza y sus instalaciones están en la línea de tiro de los misiles de la Resistencia. Yuval Steinitz, ministro de Energía, anunció en un comunicado urgente que el cese de la producción de gas llevaría a un mayor consumo de petróleo.

El sábado, la Resistencia palestina atacó una planta en Ashkelon, una colonia del sur de Israel, causando la muerte de cuatro colonos sionistas. Esta es la primera vez que Israel reconoce la muerte de israelíes durante los ataques balísticos palestinos, de un poder sin precedentes. Además de la producción de gas, el puerto de Haifa, al norte, la central atómica de Dimona y el Aeropuerto Internacional Ben Gurion podrían ser objeto de ataques con misiles en un futuro conflicto.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.