La hija del Che: “Salud y educación son las prioridades para un mundo mejor”

En el marco de su reciente visita al país la hija del Che, Aleida Guevara March, centró sus actividades en la provincia de Córdoba para inaugurar las obras de ampliación del Centro Oftalmológico (CO) y acompañar a la VI Brigada de Salud. La Fundación UMMEP organizó, durante su estadía entre el 20 y 25 de agosto, encuentros y actos para celebrar la continuidad de los programas Operación Milagro y Yo Sí Puedo.

Por prensa UMMEP

La Salud de Nuestros Pueblos -Charla en la Universidad Nacional de Córdoba

En la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, tuvo lugar una charla abierta acerca de “La Salud de nuestros pueblos”, con la presencia del decano, profesor Juan Pablo Abratte, como anfitrión del encuentro que recibió a la médica cubana Aleida Guevara March, hija del guerrillero heroico Ernesto Che Guevara.

La presidenta de la Fundación UMMEP, Claudia Camba, presentó al panel integrado además por la directora del Centro Oftalmológico Doctor Ernesto Che Guevara, la médica Lucía Coronel y los referentes de los movimientos campesinos de Santiago del Estero y de Córdoba, Guido Corvalán, del MOCASE y Venancio Agüero, de Traslasierra.

“Lo importante no es que soy la hija del Che, porque ese fue un accidente genético, sino nuestro compromiso de vida, porque sabemos que como médicos podemos ayudar a construir un mundo mejor”, dijo Aleida Guevara.

“Estoy aquí para acompañar la Brigada Che Guevara, que reúne a los muchachos que fueron becados por Cuba para estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de la Habana – explicó Aleida-. Ya estuvimos en Gan Gan, un pueblito que está en la meseta patagónica; en la Quebrada de Humahuaca; en Santos Lugares, de Santiago del Estero; en la selva misionera y ahora nos vamos para Traslasierra, para hacer una pesquisa en la población y así detectar el estado de la salud general, la salud visual y el analfabetismo”.

La hija del Che señaló los principios fundamentales de la salud en Cuba:

“Primero, es gratuito, porque la vida de un ser humano no tiene precio. Segundo, es universal, porque es accesible, personalizado, integral e internacionalista, nuestro amo es el pueblo y como la patria es la humanidad, debemos ser solidarios con otros pueblos.

Tercero, es preventivo mediante la educación, por eso mismo llevamos nuestro programa de alfabetización”.

“Si podemos vivir de forma diferente, la salud y la educación son un derecho de los pueblos. Si todos nosotros marchamos juntos, podremos lograr un mundo diferente”, concluyo la doctora Aleida Guevara March que recibió del Centro de Estudiantes el reconocimiento por su “compromiso solidario con el pueblo cubano y los pueblos del mundo”.

Acto inauguración de nuevas instalaciones

Con el aporte solidario de los pueblos amigos de Cuba y del grupo de apoyo, más el trabajo de los especialistas en la construcción, fue posible concretar un anhelo que surgió de las demandas para el mejor desempeño del Centro Oftalmológico Dr Ernesto Che Guevara, de la Ciudad de Córdoba. La inauguración de la planta alta, 1° y 2° pisos destinados al alojamiento de profesionales y pacientes, con proyectos de continuar con el salón de conferencias, fue motivo del acto encabezado por el embajador de Cuba, Oreste Pérez Pérez y la hija del Che, la doctora Aleida Guevara March.

Aleida recordó la jornada voluntaria de la que participó el año anterior, cuando se bajaron los ladrillos desde un camión y se apilaron en el techo que hoy ya son habitaciones y baños terminados. “A ese día lo recuerdo muy especialmente porque se me ocurrió cantar para ponerle eso que tenemos los cubanos. Y ahora, cuando llegué, vi toda esa obra, los compañeros y los niños del barrio que vienen por la tarde al taller, en la escuelita. Todo lo que se hace queda en la gente”.

VI BRIGADA de SALUD INTEGRAL en TRASLASIERRA

Con la presencia de la hija del Che y los médicos que estudiaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina, en La Habana, se realizó una pesquisa en siete parajes del Departamento de Pocho, organizado por la Fundación UMMEP y el Movimiento Campesino de Córdoba.

Desde la sede del Centro Oftalmológico, en la Ciudad de Córdoba, partieron los brigadistas que trabajaron en Traslasierra, en La Concepción, La Cortada, Quebrachitos, El Quemado, Las Jarillas, Los Cerrillos y San Martín. Fueron especialistas en Medicina General, Clínicia, Pediatría, Oftalmología y Optica, Cardiología y Ginecobstetricia.

La VI Brigada del 24 de agosto de 2019, revisó a 394 personas. En Oftalmología se atendieron a 247 consultas, encontrando 35 casos con criterio quirúrgico (12 cataratas, 22 pterigiuns y 1 caso de querotopatía grave. En todos los parajes se instalaron puntos de óptica para refracciones y se recetaron 50 anteojos. Los pacientes con prescripción de cirugía serán trasladados,  portunamente, para ser intervenidos en el Centro Oftalmológico Dr Ernesto Che Guevara de Córdoba.

Los médicos pediatras, acompañados por la especialista cubana hija del Che, atendieron a 25 niños; en Cardiología se revisaron a 20 pacientes y a Ginecobstetricia concurrieron 36 mujeres, realizando 22 pruebas de PAP cuyas muestras ya están entregadas para ser procesadas en el Hospital de Cruz del Eje. En Clínica Médica asistieron a 66 pacientes y en el Taller Consejería en Salud hubo 12 participantes.

La Brigada también hizo un taller de recreación para 40 niños y 150 encuestas socio ambientales. El equipo de alfabetizadores del Yo Sí Puedo detectó en Los Cerrillos, donde ya se graduaron 47 personas, durante 2017-18, a 7 habitantes iletrados que fueron invitados a participar del programa, ofreciéndoles la posibilidad de aprender a leer y escribir en 60 clases didácticas, de fácil acceso.

Por la noche, los compañeros del MCC organizaron un acto de cierre bajo el cielo estrellado, en las instalaciones de la Escuelita de La Cortadera, donde cada grupo de trabajo expuso su experiencia y resultados, culminando con una cena de choripanes y el saludo de Aleida Guevara March, que destacó el aporte de tantos jóvenes junto a los campesinos, para que un mundo mejor sea posible.

Visita a una escuela con el nombre del Che

Aleida Guevara March visitó el Instituto Provincia de Educación Media (IPEM) N° 9 “Dr Ernesto Che Guevara”, ubicado en Altos del Talar y Cajamarca del Barrio Santa Isabel Segunda Sección.

La Escuela de Ciclo Básico Secundario lleva el nombre del guerrillero heroico, por decisión de la comunidad educativa formada por los docentes, no docentes, alumnos y padres, que votaron de modo democrático para elegir su nombre.

La hija del Che llego acompañada por una comitiva de compañeros que trabajan en los programas de alfabetización y salud visual con la Fundación UMMEP, de las Misiones Cubanas en Argentina y fue recibida por las autoridades, profesores y alumnos que ya estaban ubicados en el gran patio de la Escuela, listos para conocer a Aleida. Los adolescentes le formularos preguntas de modo espontáneo, evidenciando su interés por conocer acerca de la vida del Che y el intercambio duró más de dos horas de intensa conversación.

En los murales hay pinturas con la imagen del Che y se destaca frente a la Dirección una placa de mármol negro montada sobre una escultura de hierro, impuesta por la Coopi, la Cooperativa de Agua y Gas, de Carlos Paz, por el reconocimiento a la Escuela que decidió llamarse como el Che.

Visita al Hospital Rawson, de Córdoba

Con un video que muestra la pobreza extrema, personas en situación de calle, en contacto permanente con la basura, la principal causa de las enfermedades infecciosas, así  comenzó el acto organizado por las autoridades del Hospital Rawson para recibir a la delegación de Cuba y celebrar los resultados del programa Yo Sí Puedo.

El director del Hospital, doctor Mino Moretti y el coordinador del Comité de Bioética, doctor Patricio Godoy, dieron la bienvenida al embajador de Cuba, Oreste Pérez Pérez , a la doctora Aleida Guevara March y a la delegación de la Fundación UMMEP, encabezada por su presidenta Claudia Camba.

La hija del Che reflexionó ante las imágenes que se mostraron en el video: “tanta gente en la extrema pobreza y no podemos comprender que eso ocurra en el país granero del mundo. Cuba es internacionalista y Fidel con Argentina tienen algo especial con el pueblo del Che. Cuando vinimos a trabajar aquí, es porque les estamos agradecidos y devolviendo una deuda que tenemos con el pueblo argentino”.

La directora del programa Yo Sí Puedo, Alcira Vaca, explicó que el trabajo en conjunto, entre el Hospital y la Fundación comenzó en 2016, ya se graduaron 15 participantes que son pacientes ambulatorios, de los cuales 5 han ingresado a la escuela primaria de adultos y en la actualidad cursan las clases 7 personas, algunos internados y otros ambulatorios.

Godoy reflexionó acerca de la necesidad de implementar el programa de alfabetización, porque “los enfermos infecciosos deben suministrarse muchos medicamentos por largos períodos y a los no letrados se les hace difícil la comprensión de esa realidad”.

En la casa donde funcionó una imprenta del PRT

Este año se abrieron las puertas de la casa donde se imprimían los periódicos, libros y volantes del Partido Revolucionarios de los Trabajadores, que se repartían en las facultades y fábricas desde 1974 hasta 1976, cuando el Ejército descubrió la morada del barrio Observatorio, en la Ciudad de Córdoba y lo convirtió en un Centro Clandestino de Detención.

Allí vivía el matrimonio integrado por Victoria Abdonur y Héctor Eliseo Martínez, junto a sus tres hijos, Walter Rubén, Laura Edith y César Adrián Martínez, de 7, 6 y 1 año. El padre era delegado de base de Fiat-Concord y había sido despedido cuando el partido le propuso construir una imprenta clandestina bajo su casa. Para ayudar en la obra viajaron compañeros mineros de Bolivia, excavaron a 8 metros de profundidad bajo una tapa de cemento que impedía el traspaso de los ruidos propios de una imprenta, oculta bajo la heladera familiar.

La familia Martínez-Abdonur logró escapar aquel 12 de julio gracias a una alerta y partieron a vivir en el conurbano bonaerense, pero meses después, en un operativo rastrillo del Ejército en la región, cayeron detenidos y terminaron desaparecidos. Los niños fueron rescatados por los vecinos y entregados a los abuelos.

“Fue una historia de amor militante que continuó con los hijos, porque hoy están con nosotros y donaron la casa, que les corresponde por derecho de herencia, para que sea un museo de la memoria en recuerdo a sus pares y compañeros”, dijo el abogado de Derechos Humanos, Carlos “Vasco” Orzaocoa, quien llevó la causa para la recuperación de la casa ubicada en Fructuoso Rivera 1035, cuando recibieron la visita de Aleida Guevara Marcha, la Hija del Che.

Algunos sobrevivientes, sus hijos y nietos, se reunieron para celebrar la llegada de la hija del Che, a quien le expresaron su “admiración por el guerrillero heroico, que fue ejemplo y guía para quienes dieron su vida por un mundo mejor”.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.