Falleció Eusebio Leal, el gran Historiador de la Ciudad de La Habana (+video)

En horas de la mañana de este viernes falleció el gran Historiador de la Ciudad de La Habana, el compañero Eusebio Leal Spengler, víctima de una penosa enfermedad.

CAPAC – fuente Cubadebate

De conformidad con su familia, sus cenizas serán conservadas para que, una vez controlada la epidemia de la COVID-19 y como justo reconocimiento a su imperecedera obra, nuestro pueblo pueda tributarle un merecido homenaje en el Capitolio de La Habana, emblemática instalación a cuya restauración él contribuyó en favor de la nación.

Hace unos meses, en una entrevista ofrecida a la Mesa Redonda el 18 de octubre de 2019, el Historiador de la Ciudad de La Habana dijo:

“Yo no aspiro a nada, no aspiro ni siquiera a eso que llaman la posteridad; yo no aspiro a nada, yo solo aspiro a haber sido útil. Y le pido perdón a todos aquellos que, a lo largo de la vida, en la búsqueda necesaria de lo que creí mi verdad, pude haber ofendido; y a mis propios errores que cometí con la pasión juvenil en que todo hombre y todo pueblo busca sus propios caminos. Yo creo que al final lo encontré, y que esa luz que veo ahora, ahí, en medio de las tinieblas del ocaso, es finalmente el camino”.

Eusebio, el sentir de una vida

Eusebio Leal Spengler nació en la ciudad de La Habana el 11 de septiembre de 1942. Fue doctor en Ciencias Históricas por la Universidad de La Habana, máster en Estudios sobre América Latina, el Caribe y Cuba, y especialista en Ciencias Arqueológicas.

Leal cursó estudios de Licenciatura en Historia en la Universidad de La Habana (1975). Además, estudios de postgrado en Italia sobre restauración de centros históricos por beca conferida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

Fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde el IV Congreso, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IV-1993, V-1998, VI-2003, VII-2008, VIII-2013 y IX –2018 legislaturas, y Embajador de Buena Voluntad de la Organización de Naciones Unidas.

Leal Spengler comenzó a trabajar en 1959 en la Administración Metropolitana de La Habana y en 1967 fue designado director del Museo de la Ciudad de La Habana, sucediendo en el cargo al doctor Emilio Roig de Leuchsenring, del que fuera discípulo.

Asumió las obras de restauración de la Casa de Gobierno, antiguo Palacio de los Capitanes Generales y Casa Capitular, que concluyen en 1979. En 1981 se le confirió la responsabilidad de conducir las inversiones de las obras de restauración, aprobada por el Gobierno de la ciudad el 5 de mayo de aquel año.

Más adelante, el 16 de abril de 1986, le fue asignada la responsabilidad de las obras en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y, más tarde, en el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Conforme con la declaración de la Unesco, el perímetro de las antiguas murallas y el sistema de fortificaciones para la defensa de la ciudad fue inscripto en el Índice del Patrimonio Mundial en 1982 con el número 27.

Historiador de la Ciudad de La Habana. Presidente de Honor del Comité Cubano del ICOM y presidente de honor del Comité Cubano del ICOMOS y de la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente; decano de la Facultad del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, profesor de mérito de la Universidad de La Habana, presidente de la Red de Oficinas del Historiador y Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, presidente de Honor de la Sociedad Económica de Amigos del País, presidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- México. Además, vicepresidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- Japón.

Leal escribió ensayos, prólogos y artículos sobre historia de Cuba, arte, restauración y otros temas de carácter general. Es autor de los libros: Regresar en el tiempo, Detén el paso caminante, Verba Volant, Fiñes, Carlos Manuel de Céspedes. El diario perdido, La luz sobre el espejo, Poesía y palabra (I y II), Para no olvidar (I, II, III y IV), Fundada esperanza, Patria amada, Bio-bibliografía (I, II, III y IV), Legado y memoria, Hijo de mi tiempo y Aeterna sapientia.

Díaz-Canel:

“Celebremos su maravilloso paso por la vida, demasiado breve para quienes le quisimos por su obra y por sí mismo. Hay que seguir por sobre esas huellas, la paciente e infinita labor de salvar el patrimonio de nuestra Cuba a la que tanto amó y consagró su vida”.

Alpidio Alonso (Ministro de Cultura de Cuba):

“La pérdida que significa la muerte de Eusebio Leal para la cultura cubana es inconmensurable; él fue un irreductible guerrero de la belleza, un auténtico fundador, un maestro. Con su partida nos hace depositarios de una herencia ejemplar. Defender y continuar su obra es honrarlo”.

Última entrevista de Leal en la Mesa Redonda: “Solo aspiro a haber sido útil”

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.