Embajador de Cuba en Argentina en la TV Pública sobre desarrollo de vacunas cubanas contra Covid-19

El embajador cubano en Argentina, Pedro Pablo Prada, destacó destacó en la TV pública el avance de su país de cuatro candidatos vacunales contra la Covid-19 y elogió la labor de los médicos frente a la pandemia.

CAPAC – por Maylin Vidal para Prensa Latina y Margarita Pécora para Agencia Comunas

Al intervenir en un programa de la televisión pública, el jefe de la misión estatal resaltó que el éxito de la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2 en su tierra natal es, entre otras cosas, por la existencia de un sistema de salud único, transversal, gratuito y universal para todo el pueblo.

Valoró también el desarrollo de una industria médica, farmacéutica, biotecnológica en la isla, que está detrás de la preparación humana y se ve expresada con la participación de fármacos nacionales que ocupan el 85 por ciento de las terapias de Covid-19, subrayó.

Abordado sobre la lucha contra la pandemia en Cuba, Prada significó que varios de esos fármacos han garantizado un alto índice de supervivencia, por lo cual en su nación la tasa de mortalidad se ubica en el uno por ciento.

Respecto a las vacunas, precisó que la isla trabaja desde hace un tiempo en cuatro candidatos vacunales (Soberana01 y 02, Mambisa y Abdala), en distintas fases, dos de ellas ya registradas entre las 47 reconocidas por la Organización Mundial de Salud (OMS).

Al respecto, explicó que algunos países se han sumado a los estudios clínicos con participación humana a través de voluntarios.

Durante su intervención en el programa televisivo, el diplomático manifestó que su país desarrolla todas esas investigaciones en medio de un bloqueo económico, financiero y comercial impuesto hace más de seis décadas por Estados Unidos, con grandes daños materiales, y arreciado en tiempos de pandemia.

En esta situación de la Covid-19, el actual gobierno estadounidense impidió que nuestro país saliera incluso a comprar al mercado internacional respiradores, unido a los obstáculos para recibir donaciones y la adquisición de insumos para producir medicamentos.

Cuba ha tenido que esforzarse para desarrollar una industria propia de salud.

“No nos sentamos a llorar  ni  a lamentarnos y nos abrimos  paso al mundo (con las vacunas), graficó Pedro Pablo Prada Quintero,  embajador de la República de Cuba en la Argentina al anunciar  por la Televisión Pública que la Isla caribeña  -a pesar del bloqueo económico de EE.UU-, está en condiciones de  empezar a vacunar  este año al 100 % de  su población con  la vacuna Soberana 02,   100 % nacional,  producida en los  avanzados laboratorios  de la Biotecnología y el Instituto «Carlos J. Finlay»,  y registrada por la OMS. Esta forma parte de un grupo de 4 candidatas vacunales  con nombres emblemáticos para los cubanos.

Prada recordó que la isla en el pasado tuvo experiencia en desarrollo vacunales y citó, entre varis ejemplos, cuando junto a Brasil produjo por encargo de la OMS la pentavalente para África. ‘Hay experiencia, capacidad científica y se puede’, enfatizó el embajador.

Prada Quintero aclaró que por causa del bloqueo se ve Cuba impedida de producir  vacunas para el mercado internacional , «ya que requiere otras dimensiones» y  reveló   las  alianzas internacionales que permiten  seguir avanzando , con una firma suiza que unida a la Agencia de cooperación de ese país  permitirán la producción, investigación y desarrollo  de estas vacunas y  que también en  Irán junto con el Laboratorio Pasteur se ha creado alianza para el desarrollo de vacunas.

Desde otro ángulo y a preguntas de los  periodistas  de la TV pública argentina,  el  diplomático   ofreció detalles sobre el  proceso de unificación de la moneda, que  calificó como «un gran acontecimiento precedido por un prolongado estudio que incluye la unificación monetaria, la cambiaria, reforma salarial, de precios, de pensiones y de jubilaciones como procesos básicos entre otros desafíos».