EEUU: sanatorios privados rebajan salarios a sus trabajadores

A las salas de emergencia acuden menos pacientes que no padecen la COVID-19. Entonces la facturación no es suficiente para los mercaderes de la Salud.

CAPAC – por Raúl Antonio Capote / tomado de Granma

Para los hospitales privados de Estados Unidos, la pandemia no genera beneficios. A las salas de emergencia cada día acuden menos pacientes que no padecen la COVID-19, así que la caja contadora ya no factura lo suficiente para los mercaderes de la Salud.

Los hospitales hacen menos costosas cirugías, llegan menos accidentes a los cuerpos de guardia, menos heridos, menos enfermos de otras dolencias no relacionadas con la actual pandemia, y los accionistas reaccionan ante la disminución de las ganancias.

Los recortes van desde el 15 % al 40 % del salario de médicos y enfermeras. Varios profesionales de la Salud han denunciado en las redes sociales la situación en la que se encuentran.

Otra situación que ha generado un profundo malestar en el personal de la Salud de ee. uu. es haber sido obligados a trabajar sin la protección adecuada.

Estados Unidos sufrió una escasez crítica de material protector para el personal de Salud, en particular los cubrebocas n95, que se fabrican en China. Según refiere The San Diego Union-Tribune, en respuesta a ello los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) bajaron sus estándares sobre equipo protector para el personal de Salud y recomendaron el uso de pañuelos, a falta de otra cosa.

Es que en ese país la salud no es un derecho humano, es un gran negocio y esa es la forma «natural» de actuar de ese sistema.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.