EEUU incluye nuevamente a Cuba en la infame lista negra de países que no colaboran con la lucha antiterrorista

Tras los actos de vandalismo y terrorismo perpetrados contra la Embajada cubana en Estados Unidos, la administración Trump volvió a incluir a Cuba en la lista de países que “no colaboran con la lucha antiterrorista”.

CAPAC- Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto: EFE.

El gobierno de Estados Unidos reincorporó a Cuba en la lista negra de países que no colaboran con la lucha antiterrorista, según dio a conocer el Departamento de Estado, este 13 de mayo.

De acuerdo con el texto, EE.UU. certifica a Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Cuba bajo la Sección 40A de la Ley de Control de Exportación de Armas como “no cooperantes completamente” con los esfuerzos antiterroristas de Washington, por lo cual prohíbe la venta o licencia para la exportación de artículos y servicios de defensa a esos Estados.

Este es el primer año que Cuba ha sido certificada nuevamente tras su exclusión en el 2015, luego de permanecer en la infame lista durante 33 años.

El documento presentado argumenta que la nación caribeña fue incluida porque miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, que viajaron en 2017 para llevar a cabo conversaciones de paz, permanecieron en la Isla en 2019 y Cuba se negó a extraditar a diez miembros de esa organización guerrillera, después de que el grupo reconociera su participación en el atentado con coche bomba en la Escuela General Santander de Cadetes de Bogotá.

Asimismo-detalla el informe- Cuba alberga a varios prófugos de la justicia estadounidense, entre los que mencionan a Joanne Chesimard, quien fue condenado por ejecutar al soldado estatal de Nueva Jersey, Werner Foerster, en 1973.

Por su parte el Gobierno de Cuba rechazó la inclusión del país. El Director General para EE.UU. de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, denunció el hecho y declaró en su cuenta en Twitter: “Cuba es víctima del terrorismo. Hay una larga historia de actos terroristas cometidos por el Gobierno de EE.UU contra Cuba”.

El acontecimiento fue notificado por el Departamento de Estado al Congreso estadounidense, el mismo día en que el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, acusó, en conferencia de prensa internacional, al Gobierno norteamericano por su silencio cómplice ante el ataque terrorista contra la Embajada de Cuba en esa nación, ocurrido en la madrugada del pasado 30 de abril.

En cuanto a Venezuela, su permanencia en la lista responde a que en 2019, el presidente Nicolás Maduro y sus funcionarios, supuestamente «continuaron proporcionando entornos permisivos para que los terroristas en la región mantuvieran su presencia”.

El documento recuerda también, que Maduro ha sido acusado penalmente por EE.UU. de llevar a cabo actividades de narcotráfico con una presunta asociación de las FARC, en los últimos 20 años.

Sobre Siria, EE.UU. considera que «ha continuado su apoyo político y militar a grupos terroristas incluida la provisión de armas», entre ellos a Hezbolá.

A Corea del Norte, la señala por brindar acogida a cuatro personas japonesas que participaron en el secuestro de un vuelo de una aerolínea de esa nación en 1970 y además menciona que Japón busca a 12 ciudadanos desaparecidos entre 1970 y 1980 que, se presume, fueron secuestrados por entidades estatales de Pyongyang.

Irán es acusado por continuar siendo «el mayor patrocinador estatal del terrorismo del mundo», al apoyar a Hezbolá, grupos terroristas palestinos y otros que operan en todo el Medio Oriente.

En este sentido, destaca que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán «ha estado directamente involucrado en el complot terrorista y ha matado a ciudadanos estadounidenses».

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.