Declaración sobre golpe de estado en Bolivia y detención médicos cubanos de la fundación UMMEP

Ante el golpe de estado perpetrado contra el presidente Evo Morales en Bolivia y la detención y posterior liberación de médicos cubanos, la fundación Un Mundo Mejor es Posible (UMMEP) emitió una contundente declaración.

Por Fundación Un Mundo Mejor Es Posible (UMMEP)

Desde el pasado 10 de noviembre, el Estado Plurinacional de Bolivia sufre un golpe de estado al presidente indígena Evo Morales, líder de una Revolución democrático cultural que ha llevado indiscutibles logros sociales al pueblo boliviano, sin distinción de raza, género o condición social.

Parte actuante de esos logros, en los campos de la educación y la medicina, ha sido Cuba y su Revolución, con la participación de centenares de colaboradores, entre otros aportes. 

En las últimas horas, distintas autoridades de facto actuantes en Bolivia vienen presentado la idea de que colaboradores médicos cubanos alientan las protestas que se están produciendo en Bolivia, a lo que se une un enfoque similar en redes sociales, que incitan a la violencia contra el personal de la salud.

En ese contexto, el 13 de noviembre, cuatro miembros de la Brigada Médica en El Alto fueron detenidos por la policía cuando se trasladaban hacia su local de residencia con el dinero extraído de un banco para pagar servicios básicos y alquileres de los 107 miembros de la Brigada Médica en esa región.

La detención se produjo bajo la calumniosa presunción de que el dinero se dedicaba a financiar las protestas.

Los cuatros colaboradores detenidos se nombran:

Amparo Lourdes García Buchaca, Licenciada en Electromedicina. En Cuba se desempeñaba en el Centro Provincial de Electromedicina de la provincia de Cienfuegos antes de iniciar la misión en Bolivia en marzo de este año.

Idalberto Delgado Baró, Licenciado en Economía, quien trabajaba en el Centro Municipal de Electromedicina de la Isla de la Juventud al incorporarse a la misión en Bolivia el pasado mes de marzo.

Ramón Emilio Álvarez Cepero, Especialista en Terapia Intensiva y en Endocrinología que se desempeñaba en Cuba en el Hospital General Gustavo Aldereguía de la Provincia de Cienfuegos hasta comenzar su misión en Bolivia en julio de 2017.

Alexander Torres Enríquez, especialista en Medicina General Integral quien laboraba en Cuba en el Policlínico Carlos Verdugo de la provincia de Matanzas cuando partió a cumplir misión el 3 de febrero de 2019.

Cuba ha declarado que los cuatro colaboradores mantienen una reconocida trayectoria acorde con su perfil ocupacional y como los restantes que prestan misión en Bolivia, se han atenido estricta y rigurosamente a la labor humanitaria y de cooperación motivos por los que viajaron a ese país.

Cuba igualmente ha rechazado las falsas acusaciones de que estos compañeros alientan o financian protestas, acusaciones que se basan en mentiras deliberadas sin fundamento alguno.

Por otra parte, en la tarde de hoy viernes 15 de noviembre el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha dado a conocer la detención arbitraria de la jefa de la Brigada Médica de Cuba en Bolivia, la compañera Yoandra Muro Valle, así como del logístico, compañero Jacinto Alfonso Pérez. Se ha conocido que policías de Interpol Bolivia acudieron a la vivienda de la jefa de la Brigada y sin motivo legal la detuvieron inmediatamente. También se ha conocido que curiosamente había estacionado, en las inmediaciones de la vivienda, un auto de la embajada de los Estados Unidos.

La detención se ha producido continuando con el enfoque manipulador, resaltando la idea de que colaboradores cubanos alientan las protestas que se están produciendo en Bolivia.

También se ha conocido que en el Departamento de Santa Cruz un coronel, frente a las cámaras de la televisión, acudió al hogar de uno de los colaboradores cubanos para responder a la supuesta denuncia de unos vecinos por su “tenencia de armas”.

Todas las detenciones o “visitas” han estado ocurriendo sin orden judicial alguna, incluso, han requisado las pertenencias de los colaboradores. La televisión no reproduce las continuas y masivas manifestaciones que se vienen produciendo contra el gobierno de facto, pero si grababa este espectáculo contra los colaboradores cubanos.

En la tarde noche de este propio día 15 el ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, anunció la liberación de la jefa de la Brigada Médica. Dio a conocer que después de haber sido sometida a una injustificada retención e interrogatorio por parte de la policía, regresó a la sede de la coordinación con los compañeros que habían sido retenidos junto a ella.

La Fundación UMMEP –Un Mundo Mejor Es Posible— fiel heredera de la tradición de colaboración y cooperación de la Revolución Cubana en los campos de la Salud y la Educación, se suma a las fuerzas sociales que vienen exigiendo el cese inmediato del hostigamiento, la campaña anticubana de odio e instigación a la violencia y las acciones contra la integridad de los colaboradores de la salud cubanos en Bolivia.

Rechaza las falsas acusaciones contra los colaboradores cubanos y convoca a las fuerzas políticas y sociales del continente a interceder ante las actuales autoridades bolivianas para preservar la vida e integridad física de los colaboradores cubanos en esa nación como les corresponde en su más elemental sentido del deber. Lo mismo que debe hacer con el pueblo boliviano que se manifiesta pacíficamente.

De igual manera demanda, como ya lo han hecho las autoridades cubanas, que los cooperantes detenidos sean liberados.

Los millones de bolivianos que han recibido la altruista atención de los cientos de médicos cubanos, conocen perfectamente que las mentiras no podrán ocultar la meritoria contribución y noble propósito de los profesionales de la salud de la Revolución Cubana.

Finalmente, la Fundación UMMEP llama la atención sobre la actual campaña de difamación, dirigida desde los centros de poder de Estados Unidos, en contra de la colaboración médica cubana. Lo que actualmente pasa en Bolivia no es un hecho aislado, busca la dolorosa decisión por parte de Cuba del retorno inmediato de sus colaboradores a la Isla, como ya fue determinado en la noche de ayer jueves 14 de noviembre.

Se suma al retiro de los servicios de salud cubanos de Brasil hace casi un año, y con la reciente suspensión por parte del Gobierno de Ecuador de estos propios servicios, en este último caso bajo la infamia de que los colaboradores de la salud cubanos estaban involucrados en los levantamientos populares ocurridos el pasado verano.

Se busca por todas las vías posibles privar a nuestros pueblos de los servicios de salud cubanos, de servicios ajenos al mercado, con vocación humana y solidaria, donde el paciente es un ser humano y no una mercancía, como desgraciadamente todavía ocurre en la mayor parte de nuestros pueblos.

La Fundación UMMEP subscribe que “Un Mundo Mejor es Posible” y ratifica junto a los y las integrantes de los programas de Alfabetización “Yo, sí Puedo” y de salud Visual “Operación Milagro”, su compromiso con la Revolución Cubana de continuar expandiendo las nobles conquistas sociales de su causa, en el bienestar social de las grandes mayorías, de esas mayorías vilipendiadas y explotadas.

Buenos Aires, 15 de noviembre del 2019

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.