Declaración emitida por organizaciones y movimientos de solidaridad con Cuba.

El Presidente de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel no fue invitado a la ceremonia de asunción del nuevo presidente de la República Oriental del Uruguay Luis Lacalle Pou.

DECLARACIÓN

Las organizaciones abajo firmantes, defensoras de la paz y del respeto a la autodeterminación de los pueblos y la no intervención, expresamos nuestro total rechazo a la no invitación al Presidente de la República de Cuba, a la ceremonia de asunción del nuevo presidente de la República Oriental del Uruguay.

Esta decisión, obviamente ideológica, es una gran injusticia con el gobierno y el pueblo cubanos, que han sido solidarios y fraternos con los uruguayos desde hace muchas décadas, incluso en momentos en que las relaciones diplomáticas estuvieron cortadas.

Cuba es el país que solidariamente contribuyó a devolver la vista a más de 90.000 uruguayos de todos los orígenes; primero con la Operación Milagro operándolos en La Habana y más tarde cooperando con el Hospital de Ojos José Martí. Nunca, ni una sola vez, se le preguntó a un paciente qué afiliación política tenía. Todos los pacientes fueron y son tratados con el mismo respeto y dedicación.

La hermana isla proporcionó más de 500 becas para que humildes jóvenes uruguayos pudieran estudiar sin costo alguno y graduarse en la Escuela Latinoamericana de Medicina o en la Escuela Internacional de Educación Física, entre otras.  Por otra parte, en virtud de los convenios existentes entre los dos países, más de 1.000 uruguayos han recibido prótesis desarrolladas por técnicos cubanos sin que les cueste un solo peso.

Y sería muy ingrato olvidar las donaciones cubanas de vacunas antimeningocócicas desarrolladas por el Instituto Finlay en La Habana (1.200.000 dosis para vacunar a 600.000 niños), que permitieron parar una epidemia de meningitis B o púrpura fulminante en la ciudad de Santa Lucía en Canelones durante el gobierno de Jorge Batlle, aun cuando éste había roto las relaciones diplomáticas con Cuba unilateralmente.

Es de todos conocido, aunque algunos traten de obviarlo, que ese mismo hermano país enfrenta la continua política de hostilidad, bloqueo y agresiones de sucesivos gobiernos estadounidenses.

Es a ese valiente y solidario país, que el nuevo gobierno uruguayo decidió no invitar a su toma de posesión. Reiteramos nuestro respeto a la soberanía de Cuba y a su derecho a elegir su sistema político-económico. Reafirmamos nuestros sentimientos de amistad y solidaridad con su pueblo.

De igual manera rechazamos la no invitación a los presidentes de Nicaragua y Venezuela.

Red en Defensa de la Humanidad – Capítulo Uruguay (Redh Capítulo Uruguay)

Comisión Nacional de Organizaciones Sociales del Uruguay (CO.N.O.S.U.R.)

Cátedra Fidel Castro – Uruguay

Asociación de Médicos/as graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (AMELAM -Uruguay)

Asociación de Funcionarios de la Universidad de Trabajo del Uruguay (AFUTU )

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.