Cubanas protagonistas en la batalla contra la Covid-19

El rol de las mujeres en la Revolución Cubana continúa siendo importante, también en la colaboración médica.

CAPAC- Por Orlando Oramas León/ Tomado de Resumen Latinoamericano Cuba/ Foto de portada: Yaimi Ravelo/ Archivo.

Las mujeres en Cuba representan la mayoría de los profesionales, técnicos y a nivel mundial ubican a su la isla en un lugar de privilegio en cuento a féminas diputadas. En su país cada vez más ocupan puestos de dirección y, en materia de salud, son protagonistas del enfrentamiento tanto a nivel nacional, como en otras latitudes, en el enfrentamiento a la Covid-19.

Su participación allende los mares en situaciones difíciles, léase ayudar a otros pueblos víctimas de desastres naturales o epidemias, así lo evidencia.
De ello da fe la brigada sanitaria que recién llegó a Trinidad-Tobago para ayudar a esa nación a combatir el nuevo coronavirus.

Se trata de 11 licenciadas en Enfermería, y resulta la primera totalmente integrada por féminas del Contingente Henry Reeve, creado por el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en 2005, cuando el huracán Katrina provocó un desastre humanitario en Estados Unidos.

En aquella ocasión el gobierno de Estados Unidos rechazó la ayuda cubana, pero el contingente quedó listo para cuando fuera necesario en cualquier lugar del mundo.

Y su labor ha sido encomiable en desempeños en varios continentes y en ello las doctoras y enfermeras cubanas estuvieron en la primera trinchera.

Recuerdo con especial admiración la labor de decenas de ellas en Paraguay, donde al comenzar el siglo Cuba envió la primera de sus brigadas internacionalistas en el cono sur americano, dirigida por la doctora Isabel Gómez, que años después repitió en esa responsabilidad al frente del amplio contingente sanitario de su país en Bolivia.
De ello me queda en la memora el titular de un periódico paraguayo: “Matasanos cubanos salvan vidas”.  Me desempeñaba entonces como enviado especial del periódico Granma y el título me creo explicable zozobra. Al final resultó que en ese entrañable país el término Matasanos es sinónimo de médicos, lo cual alivió mis preocupaciones.

Eran muchas las mujeres en ese primer destacamento al sur del continente. Cómo olvidar a mi compatriota que en plena noche, en una carreta atascada en el fango, salvó la vida a un paciente que se desangraba.  La otra, también de noche y en medio de la campiña, que atendió un parto y con el cordón de su zapato ató el otro cordón, el umbilical. La paraguayita lleva el nombre de la cubana.

Inolvidable el trabajo de Mary Nieves, jefa de enfermeras del centro de salud a cargo de la misión médica cubana en Chacao, en la capital venezolana.

Pero son historias pasadas que se suman a las de estos días de épicas jornadas contra la pandemia en Cuba y el mundo.

Tales historias se escriben por ejemplo en Jamaica, donde un centenar de enfermeras cubanas se sumaron a los esfuerzos de esa vecina isla contra la enfermedad. Ocurre de igual manera en otras islas y naciones caribeñas, como Surinam, que resulta continental, o en San Vicente y las Granadinas, Barbados, Dominica, Granada, Santa Lucía, por citar algunas.

Y es que la mayor de las Antillas tiene un compromiso especial con las naciones caribeñas, tal y como refrendó el canciller Bruno Rodríguez en Twitter en ocasión del arribó de las enfermeras de su país a Trinidad y Tobago, donde se incorporarán a una brigada médica cubana que desde antes presta servicios allí.

Cuba, en tiempos de Covid-19 ha enviado 25 destacamentos sanitarios a otros países que lo han solicitado. Son más de dos mil expertos de salud, entre los que las mujeres marcan pauta.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.