Cuba rechaza inclusión en lista negra sobre tráfico de personas

Tomado de Juventud Rebelde y CubaDebate. Foto: Granma.

El Gobierno estadounidense incluyó a Cuba en su lista negra de países que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas, una medida que puede llevar a la imposición de medidas coercitivas, y en la que mantuvo a Venezuela, Rusia, Irán, Corea del Norte, y ahora también coloca a Arabia Saudí.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, denunció esta acusación inmoral y consideró esta calumnia de EE.UU. la peor categoría en su informe de trata de personas, atacando la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad, humanidad y de cooperación noble y legítima entre los países del sur. 

De igual forma el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, rechazó la calificación arbitraria y unilateral y reiteró que el país se distingue por una política de tolerancia cero y desempeño ejemplar en la prevención y combate a la trata de personas con baja incidencia de este flagelo. Son resultados asociados a nuestros logros sociales y de seguridad ciudadana e igualdad de oportunidades.

El canciller cubano expresó además en su cuenta en Twitter que Estados Unidos es el país que mayor presupuesto dedica a la producción y comercio de armas, las que a diario provocan muerte y dolor, ataca la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad y humanidad y de la cooperación noble y legítima que existe entre los países del sur.

Según afirmaciones del secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, en la presentación del controvertido reporte anual sobre el tráfico de personas, relativo a 2018, tal problema constituye una crisis global y requiere una respuesta a esa escala.

La unilateral relación cuenta con 22 naciones, la misma cantidad del año pasado, pero ahora excluyeron a Bolivia, Belice, Gabón y República Democrática Popular Lao, y sumaron también Bután y Gambia.

Cuba estuvo en una lista de observación durante tres años consecutivos, y en 2019 el Departamento de Estado señaló que no cumple completamente los estándares mínimos para la eliminación del tráfico de personas y no estar haciendo esfuerzos significativos para ello.

A la Isla caribeña le señalaron supuestas malas condiciones de trabajo que sufren sus médicos en misiones, cuando el mundo reconoce la profesionalidad de los cubanos en el desempeño de sus labores.

A la Isla caribeña le señalaron supuestas malas condiciones de trabajo que sufren sus médicos en misiones estatales en el exterior, cuando el mundo reconoce la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los cubanos en el desempeño de sus labores.

En febrero de 2018, representantes de Cuba y Estados Unidos intercambiaron criterios en Washington D.C. sobre la trata de personas, en su 5ta. reunión bilateral sobre el tema.

Durante el encuentro ambas partes sopesaron avances y experiencias, y se refirieron a los retos en la prevención y el enfrentamiento a ese delito, y a cómo proteger a las víctimas.

El país caribeño ratificó en la cita la política nacional de tolerancia cero ante el fenómeno y compartió nuevas e importantes acciones emprendidas que contribuyen a fortalecer aún más la respuesta correspondiente del Estado y la sociedad.

Como parte de diversos pasos destaca la adopción del Plan de Acción Nacional para la Prevención y Enfrentamiento a la Trata de Personas y la Protección a las Víctimas para el período 2017-2020.

También se dio a conocer la creación de una comisión para implementar las acciones multidisciplinarias contenidas en el Plan, y los resultados de la visita a Cuba de Maria Grazia Giammarinaro, relatora especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos de las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

Dicho texto resaltó el carácter preventivo del Sistema Nacional de Salud y el importante papel de los galenos en la detección temprana y atención a potenciales víctimas de trata de personas, tanto en Cuba como en los países donde se brinda colaboración médica.

La baja incidencia de la trata de personas en la mayor de las Antillas está asociada a los logros sociales y de seguridad ciudadana, la igualdad de oportunidades, y las políticas y programas destinados al empoderamiento de la mujer, expuso.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.