Chile: detienen al carabinero que arrojó a un joven al río Mapocho

La Fiscalía Centro Norte de Chile detuvo a un carabinero que arrojó a un joven de 16 años al río Mapocho, ubicado en la ciudad de Santiago, desde el puente Pío Nono, cuando la policía militar reprimía una manifestación.

CAPAC – Tomado de Telesur – Foto: Publimetro

«Diligencias desarrolladas desde este viernes por fiscal Patricio Macaya, equipo de Flagrancia de Fiscalía y PDI establecen presunto delito de homicidio frustrado», escribió este sábado la Fiscalía Centro Norte en su cuenta de Twitter.

Según la Fiscalía, la solicitud de detención fue presentada «tras múltiples diligencias» que permitieron determinar la existencia de «antecedentes de su responsabilidad» en lo ocurrido. La detención será formalizada este domingo por la fiscal de Alta Complejidad Ximena Chong.

Según Chong, el uniformado, “en el contexto de una arremetida realizada por personal de la Unidad de Control de Orden Público, habría impulsado al joven de 16 años, lo que habría provocado su caída, a una altura aproximada de siete metros”.

La abogada señaló, mediante un registro audiovisual, que la investigación del caso comenzó durante la tarde de este viernes, tras conocerse el hecho.

De acuerdo con la información manejada y establecida por la Fiscalía Centro Norte, un funcionario de Carabineros en contexto de una arremetida realizada por personal de la Unidad de Control de Orden Público (ex Fuerzas Especiales), impulsó al joven de 16 años. Esto, habría provocado su caída a una altura de aproximadamente siete metros del puente Pío Nono.

El agente involucrado, identificado como Sebastián Zamora Soto, reconoció el hecho y había sido destinado a realizar funciones administrativas.  El joven, menor de edad, sufrió múltiples heridas y ha tenido que ser operado por fracturas en sus muñecas.

Durante este sábado se produjeron varias protestas en la ciudad, concretamente, en Pío Nono y Plaza Baquedano, uno de los escenarios de las manifestaciones contra el Gobierno de Sebastián Piñera que estallaron el año pasado.

Los manifestantes levantaron y encendieron barricadas, destruyeron paraderos de autobuses y señaléticas, y se enfrentaron a fuerzas antimotines, en incidentes que se saldaron con 20 detenidos y 12 uniformados heridos, según reportó la policía.

La plaza renombrada por los manifestantes como “Plaza de la Dignidad”, fue el epicentro de las movilizaciones iniciadas el 18 de octubre de 2019 y desde hace un par de semanas ha vuelto a ser escenario de manifestaciones todos los viernes, tras ser interrumpidas en marzo por la pandemia.

Muchos de los manifestantes llegaron este sábado a la plaza luego de protestar fuera de la Clínica Santa María, a donde el menor fue trasladado con diversas lesiones pero sin riesgo vital.

Esta nueva jornada de protesta se da a tres semanas de la realización del plebiscito que definirá el curso de un eventual debate constituyente y en medio de la solicitud de renuncia del director general de Carabineros, Mario Rozas, por el actuar de Carabineros durante las movilizaciones.

Esta jornada de protesta también marca la antesala de lo que será el primer aniversario del 18 de octubre.