Vacunas contra covid: Ministra de Salud argentina, Carla Vizzotti y asesora presidencial Cecilia Nicolini viajaron a Cuba

En Cuba se interiorizarán sobre la producción de las vacunas Soberana 02 y la Abdala, las primeras en llegar a fase tres en América Latina e íntegramente desarrolladas y producidas en forma estatal, sin la participación de capitales privados.

CAPAC

Las vacunas son un bien escaso y su distribución en el mundo está siendo sumamente desigual. En ese contexto, Cuba, un país aislado por el bloqueo impulsado por Estados Unidos desde hace décadas, gracias a su enorme desarrollo científico estatal logró que dos de sus vacunas, la Soberana 02 y la Abdala, sean la primeras en llegar a fase tres en América Latina.

El gobierno argentino está atento y mira con buenos ojos esa noticia y por ese motivo la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, estarán en los próximos días en la isla para conocer detalles del avance de las vacunas y llevar adelante conversaciones en vistas de la posible colaboración en la cadena de producción de las mismas entre los dos países

«Le ofrecí que trabajemos en conjunto para que toda América Latina pueda acceder a una vacuna»

«Me comentó las dificultades que tiene para trabajar y le ofrecí que trabajemos en conjunto para que toda América Latina pueda acceder a una vacuna», había señalado el presidente Alberto Fernández cuando conversó sobre las vacunas cubanas con el presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel. Esa tarea llevaría encomendada Nicolini y Vizzotti. «Tanto con México como con la isla, se intercambiarán experiencias sobre el proceso de vacunación contra la COVID-19 y el acceso a las inmunizaciones», remarcaron desde la cartera, ya que ambas realizarían escala en Méjico para seguir de cerca el proceso de liberación de vacunas de Oxford-AstraZeneca producidas en forma conjunta con Argentina.

Según adelantaron fuentes del Ministerio de Salud, el gobierno argentino propondrá algo fundamental en este momento para la región: «trabajar en una plataforma latinoamericana de preparación y respuesta en salud pública, atendiendo los desafíos de la pandemia y del sector salud en general». En Cuba, en tanto, Nicolini y Vizzotti sostendrán encuentros con sus pares cubanos para analizar la situación de la pandemia en la región e «intercambiar buenas prácticas en servicios de atención primaria y continuar estrechando las relaciones estratégicas de cooperación y amistad entre ambas naciones», informaron desde la cartera.

Con la vacuna Abdala, que es producida en su totalidad en suelo cubano, ya comenzaron a ser vacunadas en la isla cerca de 1.115.335 personas –mientras el fármaco transita la última fase de ensayos clínicos y su correspondiente evaluación de resultados–. La Soberana 02, en tanto, esta semana terminó su tercera fase de ensayos que había comenzado a fines del mes de abril.

Soberana 02 y la Abdala son solo dos de las vacunas cubanas

La Soberana 02 y la Abdala son solo dos de las vacunas que están fabricando en Cuba. En total son cinco los antídotos que están en investigación. Los restantes son la Soberana 01, la Soberana Plus y la Mambisa. Estas se suman a una sexta que también se está analizando y que se produce junto a científicos chinos, denominada Pan-Corona. Abdala y Mambisa son diseñadas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y las tres Soberanas por el Instituto Finlay de Vacunas.

El proceso de inoculación de la Soberana 02, como el de la Abdala, consta de tres dosis y, según adelantó el ente regulador cubano –equivalente a la Anmat–, es probable que en el corto plazo ortorguen la aprobación para el uso de emergencia, en un principio, de la Soberana 02.