Tribunal de Colombia ordenó el retiro de tropas norteamericanas

Golpe a Duque y a EEUU, un Tribunal Administrativo en Cundinamarca, Colombia, suspendió el nuevo despliegue militar del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos (EEUU) en territorio colombiano.

CAPAC – fuente La Iguana.tv

Un Tribunal Administrativo en Cundinamarca, Colombia, suspendió este martes 14 de julio el despliegue militar del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos (EEUU), y solicitó que dichas tropas abandonen el territorio suramericano por ser inconstitucional su presencia.

Los soldados norteamericanos levantaron polémica porque -sin previo aviso ni permiso del Senado en Bogotá- llegaron a Colombia en junio de este año, justo un mes después de denunciarse la fallida incursión militar contra el Gobierno de Venezuela, donde se comprobó la cooperación del vecino país y mercenarios de EEUU.

“El Tribunal de Cundinamarca niega acción de nulidad de senadores Paloma Valencia, José Obdulio Gaviria y Carlos Felipe Mejía (oficialistas), con la que el Centro Democrático (derecha) quería impedir la ejecución del fallo que ordena que el Senado debata presencia de tropas en Colombia”, fue el mensaje del senador Iván Cepeda, quien lideró la demanda de retiro.

“Esta sala encuentra que los cuestionamientos dirigidos por los intervinientes contra la sentencia que resolvió en primera instancia la tutela del caso, obedecen más a criterios interpretativos y no a causales que configuran la aclaración, razón por la cual se negará la solicitud”, indicó el Tribunal.

El Tribunal aclaró que los soldados gringos en suelo colombiano golpean la paz del territorio, porque su presencia es “claramente militar y de agresión”. Además, “la brigada estadounidense podría transformarse en una plataforma para lanzar una ofensiva militar contra Venezuela, desestabilizando así la seguridad del hemisferio sur”, citó la oposición colombiana, según publicó HispanTV.

Cabe recordar que Duque alegó, para ese entonces, en medio de un gran escándalo nacional y protestas, que los militares ayudarían en la lucha contra el narcotráfico, dejando claro el dominio e intervención de EEUU en las decisiones autónomas de ese país.