Argentina: conmemoran en Salta el 43º aniversario de la Masacre de Palomitas

Por Antonio Gaspar, Corresponsal CAPAC Salta. Foto: Bertha Lozano

En los actos de conmemoración de los 11 presos políticos asesinados en el peor acto del terrorismo de Estado en la provincia Salta, se leyó un texto único en el cual se criticaron las “políticas genocidas” del gobierno nacional y provincial, a la vez que se pidió la “unidad” para las próximas elecciones.

La Mesa de Derechos Humanos de Salta, integrada por la Comisión de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas y Gremiales de Salta, la Asociación de Derechos Humanos Lucrecia Barquet, HIJOS Salta, la Asociación Coca Gallardo y la Asociación Miguel Ragone homenajeó a las víctimas de la denominada Masacre de Palomitas.

En el paraje ubicado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Salta, sobre la ruta nacional 34, el 6 de julio de 1976 fueron asesinados por el terrorismo de Estado en el peor crimen de lesa humanidad cometido en la provincia. Hasta allí se movilizaron organizaciones de DDHH, sociales, sindicales, políticas y estudiantiles para rendir homenaje a las víctimas. Llegaron además militantes de la provincia de Jujuy, de las ciudades de Orán y de Metán. 

La lectura del documento la realizaron tres personas. Nora Leonard, referente de la Asociación Lucrecia Barquet, destacó a los compañeros asesinados como “personas sencillas que luchaban contra las desigualdades”. En ese sentido criticó las actuales “políticas de ajuste del Gobierno nacional, diseñadas desde el Fondo Monetario Internacional”. Aseguró que el tarifazo y la alta inflación golpean a los más vulnerables. Es por eso que pidió por la “unidad” para las próximas elecciones y exhortó a “estar atentos ante un fraude”.

En tanto que Marcela Gutiérrez, de la Asociación Coca Gallardo, habló sobre la falta de trabajo, especialmente entre los más jóvenes. Calificó a las políticas del presidente Mauricio Macri como “un genocidio social” y que, en consecuencia, “debería ser juzgado por las vidas que se están perdiendo”. Hizo expresa alusión a la doctrina Chocobar y en un plano más local lo vinculó con Alfredo Olmedo por sus pedidos de “mano dura”.

Cristina Cobos apuntó contra los grandes medios que “justifican el gatillo fácil”. Para Salta recordó a los vecinos Nahuel Salvatierra y David Alfonso Neri Ovejero, ambos asesinados por efectivos de la Policía de Salta. Pidió por el fin al maltrato hacia la comunidad LGBTIQ y recibió aplausos cuando dijo “basta de femicidios en Salta”, distrito que tiene la tasa más alta en el país.

El documento finalizó con un contundente apoyo al juez Ramos Padilla y con el pedido de comienzo del juicio al exjuez federal Ricardo Lona, en los que será la causa Palomitas III, que tiene fecha de inicio para el próximo 6 de agosto del presente año.

Por la tarde, la Red por la Defensa de los Derechos Humanos, se realizó un acto en el monolito del Parque San Martín, en la ciudad  y centenas de personas marcharon por las calles de la ciudad.

Se escucharon cánticos pidiendo cárcel común, perpetua y efectiva a los responsables militares, civiles y eclesiásticos de los crímenes perpetrados por el Terrorismo de Estado. La restitución de los más de 400 jóvenes apropiados. La preservación de los sitios de la memoria y continuidad de la identificación de los detenidos-desaparecidos.

En los discursos se pidió por la nulidad de la Ley Antiterrorista, para que saquen las bases militares de EEUU de la Argentina y de América Latina, para que haya políticas sin la intromisión del FMI.

Párrafos destacados

La noche del 6 de julio de 1976, en medio de un fuerte operativo de seguridad, once presos políticos fueron trasladados del Penal de Villa Las Rosas al paraje Palomitas, sobre la ruta 34, donde fueron asesinados.

Las víctimas fueron Pablo Outes, Celia Leonard de Ávila, Benjamín Leonardo Avila, Roberto Oglietti, Amaru Luque de Usinger, Rodolfo Usinger, María del Carmen Alonso, Georgina Droz, José Povolo, Alberto Savransky y Evangelina Botta de Nicolai.

Por la Masacre de Palomitas fueron condenados a perpetua: Luciano Benjamín Menéndez, (quien estaba al frente del comando del Tercer Cuerpo de Ejército con asiento en Córdoba), Carlos Alberto Mulhall (exjefe de la Guarnición Ejército Salta e interventor militar de la provincia), el exjefe de la Policía provincial, Miguel Gentil; y los expolicías Hugo César Espeche y Joaquín Guil. Además, el agente retirado del servicio penitenciario provincial, Juan Carlos Alzugaray, recibió la pena de veinte años de prisión.   


Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.