Rusia rechaza interferencia externa en su referendo constitucional

Rusia rechazó hoy cualquier intento de interferencia extranjera, tras su referendo sobre reformas constitucionales y ratificó su derecho a actuar con soberanía, lo cual de ninguna forma viola el derecho internacional.

CAPAC – tomado de Prensa Latina

Al referirse a la consulta popular concluida el miércoles, luego de siete días de votación, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, comentó que Moscú conoció de las “preocupaciones” en el exterior sobre su referendo, pero de ninguna forma está dispuesta a tomarlas en cuenta, apuntó.

Rusia, sin dudas, conservó, conserva y conservará su respeto a las normas del derecho internacional, pero, al mismo tiempo, fue y se mantiene fiel, en primer lugar, a su propia soberanía, lo cual para nada contradice el derecho internacional, aclaró el portavoz.

Peskov recordó que también existen disposiciones similares en las leyes internas de otras naciones.

La presidenta de la Comisión Central Electoral, Ella Pamfilova, ratificó oficialmente esta jornada los resultados del plebiscito sobre las reformas constitucionales, a favor de las cuales se pronunció el 77,92 por ciento de los empadronados y el 21,27 estuvo en contra.

A la consulta popular asistió el 67,97 por ciento de los más de 108 millones 648 mil registrados para la votación, por encima del 67,54 por ciento que acudió a las presidenciales de 2018 y de los 56 puntos porcentuales del referendo para aprobar la Constitución, en 1993.

Durante una semana, incluida la fecha oficial del día 1, los electores pudieron acudir a los colegios, solicitar su voto en casa o hacerlo por vía electrónica en esta capital y en la provincia de Nizhegorod.

Las enmiendas a la Carta Magna de 1993, además de prerrogativas nuevas para ambas cámaras de la Asamblea Federal y el Tribunal Constitucional, se refieren a la protección de los obreros, el salario mínimo, el pago de las pensiones, la atención médica y a una salud de calidad y asequible.

Además, fija el carácter invariable de la integridad territorial de Rusia, la defensa de su verdad histórica y de los monumentos, así como a la cultura como patrimonio nacional, asegura el ruso como lengua nacional y define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

Las decenas de cambios aprobados en un solo paquete también estipulan la supremacía de la Carta Magna por encima de decisiones de entidades internacionales y dan la posibilidad a Vladimir Putin para presentarse en las elecciones presidenciales de 2024.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.