Respaldo internacional para Pedro Castillo

Los presidentes de Argentina y Bolivia se sumaron a exmandatarios de la región en un zoom para solidarizarse con el maestro rural que ganó las elecciones en Perú.

CAPAC- tomado de Página 12

Mientras la derecha se moviliza para presionar buscando desconocer las elecciones en las que fue derrotada y las autoridades electorales demoran en proclamar oficialmente su triunfo electoral, el profesor Pedro Castillo recibe un amplio respaldo internacional a su condición de presidente electo. En sábado tuvo una conversación vía zoom con presidentes y exmandatarios de la región, en la que participó el presidente argentino Alberto Fernández. Fue un encuentro que duró algo más de una hora. También estuvieron presentes el mandatario boliviano Luis Arce y los exjefes de Estado Dilma Rousseff de Brasil, Evo Morales de Bolivia, Ernesto Samper de Colombia, Fernando Lugo de Paraguay, Manuel Zelaya de Honduras y Leonel Fernández de República Dominicana, así como excancilleres y dirigentes políticos regionales. Por Argentina también participaron los senadoresJorge Taiana y Oscar Parrilli, el diputado Eduardo Valdés y el parlamentario del Mercosur Oscar Laborde. Catillo estuvo acompañado por su vicepresidenta, Dina Boluarte. El encuentro fue organizado por el Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur (Parlasur) y el Grupo Hermandad Latinoamericana.

Todos los participantes coincidieron en destacar la victoria electoral de Castillo y su importancia para la región, defender la legitimidad de las elecciones peruanas, que la derecha pretende ensuciar con acusaciones sin base de fraude, y en señalar que esperan una pronta confirmación de las autoridades de esa victoria electoral y la proclamación oficial de Castillo como presidente electo del Perú. El profesor rural y sindicalista de izquierda deberá asumir la presidencia el próximo 28 de julio. La unidad regional fue el tema que estuvo presente en todas las presentaciones.

“Es un honor estar con ustedes hermanos”, dijo Pedro Castillo al iniciar su presentación. El expresidente Lugo lo había presentado diciendo que su victoria había sido “una grata sorpresa”. Castillo abrió el encuentro presentándose como “un campesino, un obrero, un maestro”, alguien que “viene de las canteras de la lucha”. Habló de los graves problemas económicos y sociales del Perú, del durísimo impacto de la pandemia, de la pobreza, de la grave crisis de la salud y de la educación, desfinanciados por tres décadas de neoliberalismo, y señaló que “aquí lo que se necesita es un cambio estructural”.

Reveló que le habían pedido que modifique su discurso de cambio, que se le habían acercado a proponerle ministros para seguir por el mismo rumbo, pero aseguró que no cederá a esas presiones. “Si vamos a hacer lo mismo, estamos perdiendo el tiempo”, señaló. Dijo que antes de no cumplir con sus promesas de cambio se regresaba a su tierra a trabajar en su chacra. Indicó que sus primeras acciones estarán dirigidas a cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Alberto Fujimori y convertir a la salud y a la educación “en derechos constitucionales”. “Pienso en una Constitución con sabor y color a pueblo”, afirmó. “Estoy muy agradecido por este nexo. Quisiera ser parte de un equipo más grande.Tenemos que hacer la Patria Grande”, finalizó Castillo.

El presidente Fernández fue el primero en tomar la palabra después del electo presidente peruano. Lo felicitó por su triunfo. «Perú ha votado, ha decidido, y lo que debemos preservar es que la decisión de los peruanos sea respetada, es lo que más debe preocuparnos como continente, como la Patria Grande de la que hablaba el querido presidente Castillo», señaló Fernández. “Cada vez que el pueblo vota es palabra definitiva y eso lo debemos preservar antes que nada”, indicó.

El presidente argentino recordó y destacó el respaldo internacional -que incluye a todas las misiones de observadores electorales, entre ellas la de la OEA, y a gobiernos como el de Estados Unidos- a la transparencia y legitimidad de las elecciones ganadas por Castillo, a quien se refirió como “presidente electo”. Fernández resaltó la importancia de retomar el trabajo por la unidad regional. “En un momento todo empezó a darse vuelta, pero de a poco vamos recuperando el rumbo”, dijo.

Le ofreció a Castillo y su gobierno todo su respaldo. “Tienen en el presidente argentino un hombre absolutamente comprometido con el Perú, que es un país particularmente querido”, fueron las palabras con la que el presidente argentino cerró su intervención.

Dilma Rousseff dijo que la comunidad latinoamericana se mantendrá atenta a que no prosperen los intentos de desconocer el legítimo triunfo electoral de Catillo, a quien llamó “querido presidente”. Evo Morales se pronunció en el mismo sentido.

Oscar Laborde, presidente del Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur, destacó la importancia del encuentro virtual. “Esta ha sido una reunión muy importante para recomponer una articulación del espacio popular que se tuvo hasta 2015, cuando empezó a desmembrarse. Ya se había marcado un comienzo en esa articulación con la relación de Alberto Fernández con López Obrador. A ellos se han sumado Luis Arce y ahora Pedro Castillo. Este encuentro se desarrolló en un clima de alegría, como los viejos amigos que se reúnen. Se ha acordado fortalecer la integración regional, fortalecer el Mercosur, trabajar para que vuelva Unasur, poner en funcionamiento a la Celac. Lo gobiernos de Argentina, México, Bolivia y Perú van a tener un accionar común en la OEA y en todos los organismos internacionales”, le declaró a Página/12 .

Carlos Jaico, jurista cercano a Castillo, estuvo encargado de coordinar este encuentro desde el lado del electo presidente peruano. “Fue un encuentro muy importante de respaldo al profesor Castillo y sobre la unidad de la región, un diálogo muy de hermandad, con mucho aprecio entre todos, muy interesante sobre América Latina, la democracia, sobre reforzar las instituciones, y sobre llevar adelante proyectos en conjunto entre nuestros países. Reuniones como ésta nos dicen que América Latina tiene un gran futuro”, le dijo Jaico a Página/12.

La comunicación virtual se cerró con voces que decían “fuerza Castillo”, “adelante Castillo”.