Represión en EE:UU contra manifestaciones populares anti-discriminatorias y contra el accionar policial

Recrudecen en distintas ciudades norteamericanas las protestas tras el asesinato del ciudadano afronorteamericano George Floyd por un policía blanco. Salen a la luz años discriminación y la respuesta de Trump es represión

CAPAC – tomado de Prensa Latina

La policía lanzó hoy gases lacrimógenos contra manifestantes pacíficos frente a la Casa Blanca estadounidense, mientras el presidente Donald Trump afirmaba que usaría todos los recursos disponibles para disminuir las protestas en el país.

Miles y miles de soldados armados, personal militar y agentes de la ley para detener los disturbios

Durante un discurso pronunciado esta tarde en el Jardín de Rosas de la mansión ejecutiva, el mandatario republicano dijo que estaba enviando a miles y miles de soldados armados, personal militar y agentes de la ley para detener los disturbios y los saqueos que se han visto en los últimos días.

Tales acciones han estado asociadas a multitudinarias protestas ocurridas en decenas de ciudades norteamericanas tras el deceso del afronorteamericano George Floyd, quien murió el pasado lunes en Minneapolis, Minnesota, luego de que un oficial blanco se arrodilló sobre su cuello por varios minutos.

Con el sonido constante de las palas de los helicópteros en lo alto y una sucesión constante de explosiones desde el cercano Parque Lafayette, Trump se declaró este lunes a sí mismo ‘aliado de todos los manifestantes pacíficos’, reportó la cadena de televisión CNN.

Policía dispersó cientos de personas en las puertas de la Casa Blanca

Pero, mientras el mandatario decía eso, la policía dispersó con urgencia a cientos de personas que se movilizaron de forma pacífica fuera de las puertas de la Casa Blanca, para lo cual usaron balas de goma, gases lacrimógenos y explosiones repentinas, indicó el medio.

El diario USA Today señaló que a las 18:30, hora local, los agentes del orden limpiaron el Parque Lafayette con gases lacrimógenos, balas de goma, escudos y caballos, y 15 minutos después, cuando el mandatario comenzó sus declaraciones en la mansión ejecutiva, los agentes seguían empujando a los manifestantes.

Tales eventos ocurrieron poco antes de que se iniciara un toque de queda decretado desde las 19:00 en esta capital, sobre el cual Trump dijo que desplegaría a fuerzas militares para hacerlo cumplir.

Las movilizaciones regresaron a la Casa Blanca esta tarde para pronunciarse contra Trump

Los participantes en las movilizaciones regresaron a la Casa Blanca esta tarde para pronunciarse contra Trump y la brutalidad policial. Algunos repartían agua y otros vendían máscaras que decían ‘No puedo respirar’, una referencia a lo que Floyd les decía a los oficiales que lo arrestaron mientras moría, describió USA Today.

Después de su alocución y de que los manifestantes fueron dispersados, el presidente caminó desde la Casa Blanca hasta la cercana Iglesia de San Juan, la cual fue incendiada anoche en medio de protestas que se tornaron violentas.

Trump, con una Biblia en la mano, posó frente al edificio para tomarse fotografías junto a figuras como el fiscal general, William Barr; su jefe de gabinete, Mark Meadows; y su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, y regresó a la mansión ejecutiva después de algunos minutos.

Más temprano este lunes el mandatario tildó a los manifestantes de ‘terroristas‘, llamó a los gobernadores a tomar medidas duras en su contra y les advirtió que se verían ‘como idiotas‘ si no los arrestan y encarcelan.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.