Nuevos testimonios confirman intenciones desestabilizadoras en Cuba

Nuevas evidencias expuestas hoy por la televisión nacional confirman las intenciones desestabilizadoras de un plan de golpe blando en marcha desde las redes sociales contra Cuba.

CAPAC – fuente Prensa Latina

De acuerdo con un material divulgado por la emisión estelar del Noticiero de la Televisión, grupos afines a los intereses de sectores anticubanos de Estados Unidos promueven la subversión violenta con fines de caos en la nación caribeña desde dichas plataformas.

‘Para que millones sean libres tienen que morir un millón’, clamó en el audiovisual una usuaria de las redes sociales identificada como Yamila, la hija de Maceo.

Los criterios recogidos por el material mostraron el propósito de ejecutar acciones violentas e infundir miedo, con el objetivo de crear un estado de terror en el país.

En otro de los fragmentos, un activo instigador lamentó la falta de armas para una insurrección, aunque estimó el uso de fósforos y gasolina para esos fines.

Los miembros de la organización denominada la Iglesia Real de Maceo instaron a cometer actos terroristas a cambio de dinero.

Los promotores de estos actos usan aplicaciones móviles y grupos de Facebook para incitar a las manifestaciones, de acuerdo con la evidencia mostrada.

‘Si tenemos que pagar a cuanta gente quiera cobrar por darle candela a todas las patrullas, a todo lo que tenga que ver con el Estado, le pagamos’, advirtió otro de los testimonios divulgados.

Cada acción violenta es recompensada

Cada acción violenta es recompensada con recargas a líneas móviles y los instigadores llaman, sobre todo, a cometer hechos vandálicos contra las fuerzas del orden o autoridades del Estado.

La Iglesia Real de Maceo además intimida y amenaza a personas afines al gobierno y su familia a través de videos en las plataformas sociales.

En las últimas semanas, autoridades cubanas denunciaron la puesta en marcha de un golpe blando contra la nación caribeña con el papel de las redes sociales para la divulgación de convocatorias y noticias falsas.

Se trata de un guion ensayado y puesto en marcha en otros países, advierte al respecto el material televisivo.

En consonancia, el Gobierno de Estados Unidos informó recientemente gastos por más de 261 millones de dólares en proyectos de subversión contra Cuba desde 1990 hasta el 2020.