Nicaragua: mujeres sandinistas históricas ratifican su lealtad al FSLN

Tomado de Radio La Primerísima

En un comunicado difundido por medios nicaragüenses, mujeres que formaron parte de la lucha sandinista homenajearon a Petrona Hernández, heroína que junto a su madre María Venancia colaboró en la lucha que encabezó el General Augusto C. Sandino, y expresaron su apoyo incondicional al Frente Sandinista de Liberación Nacional.
Petrona Hernández, conocida como Amanda Aguilar, una de las Mujers de El Cuá.
Petrona Hernández, conocida como Amanda Aguilar, una de las Mujers de El Cuá.

Comunicado completo:

A vos Petrona Hernández, heroína matagalpina, que junto a tu madre María Venancia colaboraste en la lucha que encabezó el General Augusto C. Sandino; a vos, ejemplo digno de la mujer nicaragüense, que con toda tu familia acompañaste a la guerrilla sandinista en las montañas del norte de Nicaragua desde 1937 hasta 1979; a vos, que con el seudónimo de Amanda Aguilar estuviste al frente de las 19 mujeres campesinas de El Cuá; a vos, madre de cuatro hijos asesinados por la guardia somocista, mujer longeva y heroica; a vos, nosotras las sandinistas colaboradoras, combatientes y militantes integradas a la lucha del FSLN antes de 1979, que nos mantenemos leales a él, te rendimos homenaje en este mes de las madres nicaragüenses que, como vos, han perdido a sus hijos en guerras fratricidas promovidas por la oligarquía vendepatria con el patrocinio de los gobiernos imperialistas de turno.

Somos fuerza moral, representantes del ejemplo, de los intereses, del sudor, del temple, de los sentimientos y de los sueños de las nicaragüenses luchadoras, patriotas y trabajadoras.

Somos fuerza moral, representantes del ejemplo, de los intereses, del sudor, del temple, de los sentimientos y de los sueños de las nicaragüenses luchadoras, patriotas y trabajadoras, cuyo imaginario psicosocial ha pretendido ser manipulado por los descendientes de los criollos y oligarcas que acumularon sus fortunas sobre cientos de miles de indios y pueblos originarios que fueron asesinados por sus antepasados invasores para despojarles de sus tierras y riquezas, por los traidores de siempre que no reconocen más patria que el dinero y más amo que el imperio a través de los inquilinos de la Casa Blanca, cuyas tropas mordieron el polvo de la derrota al ser expulsadas por Sandino, y vencidos después por su heredero, el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

A lo largo de nuestra historia, desde la invasión española y la colonización, cuando las indígenas mancilladas se negaban a parir, las mujeres nicaragüenses –a la par de los hombres, en la montaña, campos y ciudades, con Sandino y el Frente Sandinista– hemos resistido todo tipo de agresiones como agitadoras, correos, enfermeras, organizadoras, propagandistas, retaguardia y vanguardia en las luchas de cada momento.

Hemos aportado nuestra inteligencia, nuestra capacidad de lucha y de trabajo en las distintas jornadas que nos ha planteado la defensa de los intereses legítimos de nuestras familias, en nuestra calidad de obreras, campesinas, estudiantes, profesionales, micro, pequeñas y medianas empresarias, asalariadas, jubiladas, funcionarias del gobierno y del Estado, trabajadoras por cuenta propia, miembros de las estructuras del FSLN en sus distintos niveles y diferentes momentos.

Nuestro aporte a la sociedad ha sido abonado con la sangre de las miles de mujeres que nos han precedido en la lucha, dejándonos su ejemplo y compromiso de no traicionar jamás.

Convocadas por tu ejemplo, querida Amanda Aguilar, a raíz de la conmemoración del 8 de Marzo de 2019, las colaboradoras, combatientes y militantes del FSLN que nos integramos a la lucha revolucionaria desde antes de 1979, hemos reafirmado nuestra lealtad a la memoria de Las Mujeres de El Cuá, a tu legado histórico como parte de la lucha antimperialista de Sandino, al Coronel Santos López, al Comandante Carlos Fonseca, a los fundadores del FSLN, y a nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, quien encabezó desde el 19 de julio de 1979, la defensa del proyecto revolucionario en los años 80 contra la sexta intervención del imperialismo norteamericano y sus adláteres locales. Fue Daniel quien condujo el proceso de negociación por la paz en 1989, evitando así un mayor derramamiento de sangre. Fue Daniel quien dio ejemplo de democracia al entregar el poder en 1990. Fue Daniel quien lideró la resistencia del pueblo gobernando desde abajo en contra de los abusos de los gobiernos neoliberales que hasta el año 2007 nos dejaron al país destruido, saqueado y en oscurana.

Nos convoca la defensa del decoro nacional, lastimado una vez más por el intento golpista de los oligarcas de siempre, que una vez más se atreven a utilizar como escudo la intervención del imperialismo yanqui.

Nos inspira, Amanda, tu ejemplo y el papel desempeñado en la lucha por las sobrevivientes integradas tempranamente al FSLN en los años 60, mujeres de la talla de Doris Tijerino, Gladys Báez, Leticia Herrera, Olga López Avilés, Gloria Campos, María Haydee Terán, Blanca Segovia Sandino, Benigna Mendiola, Mirna Mendoza, Leana Vivas viuda de Núñez, María Concepción Martínez, Rosy López Huelva, Ana Julia Guido, Rosa Argentina Ortiz, Azucena del Rosario Antúnez, Aura Estela Olivas, Amada Pineda, Victoria Gutiérrez, Julia Esther Meza Salmerón, Luz Danelia Talavera, María Haydee Sequeira Rodríguez, Yadira Guadalupe Valenzuela, Fátima Avilés Sandino, y Rosario Murillo, primera mujer Vicepresidenta electa por el voto popular en nuestro país.

Nos convoca la defensa del decoro nacional, lastimado una vez más por el intento golpista de los oligarcas de siempre, que una vez más se atreven a utilizar como escudo la intervención del imperialismo yanqui, ante su incapacidad de llegar al poder a través del voto popular, pretendiendo destruir la paz social, la institucionalidad democrática y el progreso económico y social que veníamos construyendo desde el año 2007.

Nos mueve la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales que le han sido restituidos al pueblo:

● Reducción de la pobreza general del 45% al 25% y de la pobreza extrema del 15% al 7%

● Restitución de los derechos a la salud y educación gratuitas y de calidad

● 1,133 unidades de salud reparadas y construidas, incluyendo 16 hospitales nuevos, ampliación de servicios y mejoras tecnológicas

● 62% de reducción de la mortalidad materna

● Caída del índice de sub-alimentación del 54% al 16%, reduciéndose la desnutrición infantil del 21% al 17.3%

● La mortalidad infantil descendió de 29 a 12 fallecidos por cada mil niños nacidos vivos

● Más de 2,3 millones de estudiantes en todos los niveles gozan su derecho a la formación con mejor infraestructura escolar;

● 1,2 millones de niños y niñas acceden a la merienda y la mochila escolar gratuitas

● Programa Amor para los más Chiquitos, que atiende a más de 150,000 familias cada año

● Fortalecimiento de la educación técnica, educación a distancia

● Asignación garantizada del 6% constitucional del Presupuesto General de la República para las universidades

● Cultura, deporte y recreación sana y de calidad, con parques e instalaciones modernas.

● Cobertura eléctrica nacional que pasó del 52% en 2008 al 96% en 2019, con el incremento de la generación de energía renovable del 29% al 56.2%, cambiando la matriz energética

● Subsidio de la tarifa domiciliar del consumo de menos de 300 Kwh

● La cobertura de agua potable pasó del 65% al 91.8% en todo el país

● Construcción de las mejores carreteras de la región centroamericana: en 2007, Nicaragua tenía unos 2 mil 44 kilómetros de carreteras pavimentada, y en la actualidad, hay 4 mil 347 kilómetros de carreteras, de las cuales más de 3 mil kilómetros son asfaltados, más de mil adoquinados y el resto son de concreto hidráulico.

● Ha  sido roto el aislamiento que durante 500 años vivió la Costa Caribe, con la construcción de la carretera que une a Bluefields con Nueva Guinea

● Ampliación y modernización de la infraestructura vial (calles, caminos y puentes) y de todos los puertos del país

● Subsidio al transporte urbano colectivo, y renovación de la flota de autobuses

● Entrega de miles de títulos de propiedad a las familias en áreas urbanas y rurales, respetando el régimen comunitario de los pueblos y comunidades de la Costa Caribe

● Entrega del Plan Techo a más de 520 mil familias en todo el país

● Promoción y subsidio de programas de vivienda de interés social

● El modelo de promoción de micros, pequeños y medianos productores del campo y la ciudad, sobre quienes recae el 70% del empleo y el mercado interno del país, destacando el Bono Productivo Alimentario y el programa Usura Cero, que se ha ampliado a 89,500 mujeres.

● El avance significativo del protagonismo de las mujeres, en los programas socio productivos, espacios políticos con participación igualitaria 50-50, y liderazgo en instituciones públicas, que ubica a Nicaragua en el quinto lugar en equidad política de género en el mundo, lográndose una reducción histórica en los índices de desigualdad

● Seguimos siendo el principal valladar frente al narcotráfico y al crimen organizado en la Región, sin permitir el posicionamiento de la delincuencia transnacional, garantizando un alto nivel de seguridad a nuestra sociedad, con una tasa de homicidios de 6 por cada 1000 habitantes, la más baja de Centroamérica y una de las más bajas de América Latina.

En el ámbito internacional, las mujeres sandinistas respaldamos la lucha y resistencia de otros pueblos que sufren el embate de las fuerzas mercenarias e imperiales, particularmente Cuba y Venezuela en el caso de América Latina, siendo las mujeres las que más sufrimos las secuelas de dicha agresión, en su dimensión económica, psicológica y humana.

En especial, nos solidarizamos con las compañeras colaboradoras, combatientes y militantes históricas que atraviesan difíciles circunstancias sin abandonar sus principios y su lucha junto al FSLN.

Con el ejemplo de Amanda Aguilar, nos proponemos contar nuestra historia y pasar la estafeta de la lucha revolucionaria a las nuevas generaciones de mujeres que en el año 2018 sintieron en carne propia lo que el enemigo es capaz de hacer para arrebatarnos el poder y las conquistas, queriendo retroceder la rueda de la historia hacia los tiempos oscuros de la conquista y colonización, de William Walker, de la Nota Knox, del pacto del Espino Negro, y de la oprobiosa dictadura militar somocista.

Nos proponemos como mujeres que continuamos las sendas que ilumina la luz de Amanda Aguilar, desde una perspectiva revolucionaria, contribuir a erradicar el machismo de nuestra sociedad como un mal endémico que nos afecta a todos, formando hombres y mujeres nuevos, para superar unidos toda forma de violencia y discriminación, forjando y formando a las nuevas generaciones en el reconocimiento de la plena igualdad de derechos.

Invocamos el paradigma y la consecuencia de Petrona Hernández, nuestra Amanda Aguilar, como una de las mujeres más emblemáticas en la lucha contra la dictadura somocista y referente indispensable en la historia del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Amanda, que protegió a Carlos Fonseca, a Germán Pomares, a Carlos Agüero Echeverría y muchos otros guerrilleros del FSLN, es hoy también guardiana y guía de las mujeres revolucionarias, quienes perpetuamos su ejemplo en la defensa de la Revolución Popular Sandinista y en nuestro compromiso de continuar luchando por la justicia social, la soberanía nacional y la paz en Nicaragua.

¡Honor y gloria a nuestros héroes y mártires!

¡No pudieron, no pueden, ni podrán: el futuro es nuestro!

¡Viva Amanda Aguilar!

¡Viva la Paz!

Mujeres sandinistas históricas, leales al FSLN y al pueblo

Ver listado de firmas

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.