Masetti, un periodismo al servicio de la verdad

A 56 años de la desaparición del periodista y revolucionario argentino Jorge Ricardo Masetti, que hizo un culto del ser objetivo pero nunca, jamas, neutral.

CAPAC – por Maylin Vidal para Prensa Latina

En estos tiempos de pandemia, de infodemia y desinformación, las ideas del periodista y revolucionario argentino Jorge Ricardo Masetti recobran actualidad en las nuevas generaciones con su legado.

Hoy se cumplen 56 años de aquel 21 de abril cuando el primer director de la Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina fue visto por última vez.

Desaparecería para siempre en las selvas de Orán, en Salta, el Comandante Segundo, cuyo cuerpo nunca fue encontrado.

Ese que a pedido de Ernesto Che Guevara, por iniciativa del líder de la Revolución cubana Fidel Castro, fundara Prensa Latina el 16 de junio de 1959, una agencia con una mirada muy definida.

Eran los tiempos de inicio de la triunfante Revolución y al calor de un grupo de reporteros que se convertirían en plumas del periodismo latinoamericano como su compatriota Rodolfo Walsh o el colombiano Gabriel García Márquez.

Masetti comandó los inicios de una agencia que nació para contrarrestar a los grandes monopolios mediáticos que tergiversaban la realidad de Cuba y el mundo.

‘El periodismo tiene que ser objetivo, pero nunca imparcial, porque no se puede ser imparcial entre el bien y el mal’, esa frase acuñada y heredada por más de seis generaciones que han hecho de Prensa Latina una agencia al servicio de la verdad, sigue más viva que nunca como en sus inicios, contrarrestando a los monopolios mediáticos, haciéndolo con veracidad y objetividad.

Desde su pluma audaz y el compromiso con las causas justas, Masetti en sus cortos 35 años dejó una huella imborrable al lado de esos padres fundadores de la agencia, que es defendida por jóvenes formados en ella, hoy en el frente de batalla, haciendo periodismo en más de 40 países, en momentos tan difíciles como los que impone por estos días una pandemia global.

Mientras el emporio de los medios crece en tiempo de redes sociales, utilizadas para campañas de desinformación y manipulación, la pluma de Masetti se hace imprescindible en el continente y en su natal Argentina, donde dejó su impronta en medios como Radio el Mundo, la emisora que lo llevó como enviado especial en 1958 a la Sierra Maestra (en el oriente de Cuba) para entrevistar a Fidel y al Che.

Un histórico y trascendental destino que cambiaría para siempre su vida y su manera de ver el mundo.

Muchos que lo conocieron subrayan que Masetti fue un periodista de su tiempo, revolucionario, militante, que defendió con su pluma sus ideas y la lucha por un mundo con justicia social.

‘Que su nombre siga casi tan ignorado en su país como el pedazo de selva que esconde sus huesos era previsible para Masetti. Periodista, sabía cómo se construyen renombres y se tejen olvidos.

Guerrillero, pudo presumir que si era derrotado el enemigo sería el dueño momentáneo de su historia’, así lo definió el escritor y periodista militante Rodolfo Walsh en el prólogo de Los que luchan y los que lloran.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.