La Revolución cubana celebró en resistencia heroica su 62 aniversario este 1° de enero

“La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros” Fidel Castro

CAPAC – fuente Venezolana de Televisión VTV

Con la llegada del Año Nuevo, la Revolución Cubana avanza, celebrando este 1 de enero el aniversario 62, resistiendo en forma heroica, histórica y ejemplar, el largo bloqueo criminal de EE.UU. y los últimos ataques del gobierno saliente de Donald Trump.

En el aniversario 61, antes de comenzar el año 2020, el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, felicitó al pueblo cubano y se mostró convencido que gracias a la unidad y el trabajo se va ganando la batalla de la resistencia y el avance de la Revolución.

“En vísperas de otro aniversario de la Revolución invicta y victoriosa, a nuestro pueblo le deseo ¡Muchas Felicidades! Atravesamos un año cargado de retos, tensiones y agresiones. Juntos los enfrentamos y juntos vamos ganando. #SomosCuba #SomosContinuidad.”, escribió hace un año, con palabras cuyo significado continúa totalmente vigente.

Revolución histórica:

La Revolución Cubana logró el 1 de enero de 1959, la caída del régimen del dictador proyanqui, Fulgencio Batista, y la llegada al poder del líder del Ejército Rebelde guerrillero, Fidel Castro Ruz. El gobierno imperialista de EE.UU. trató de impedir el triunfo revolucionario, pero la determinación del pueblo cubano para con sus barbudos guerrilleros lo impidió, haciendo que el tirano huyera llevándose su pasado sangriento.

Para llegar a ese momento, muchos cubanos habían caído en las calles de Cuba en el combate contra una dictadura apoyada históricamente por EE.UU. Hasta que en diciembre de 1956 llegó a las costas cubanas, desde México, el yate Granma con 82 expedicionarios dirigidos por Fidel, dispuestos a luchar o morir por la libertad en las montañas orientales de la isla.

El triunfo de la Revolución Cubana posibilitó el inicio de cambios trascendentales en la vida del pueblo y de la nación, trajo la conciencia y las certezas de que se avecinaba entonces una etapa muy difícil, repleta de nuevos combates, desafíos y dificultades.

Y la alerta llegó desde el primer día en las palabras de Fidel, quien en lo adelante sería el dirigente máximo del pueblo cubano, brillante como estratega militar como por su pensamiento político lúcido y penetrante, de un liderazgo sobrecogedor con luz propia.

“Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas. Esta vez sí que es la Revolución”, dijo Fidel Castro desde los balcones del Ayuntamiento de Santiago de Cuba, en el oriente de la isla.

Proclamó entonces que esta vez sí era la Revolución verdadera y no lo que había ocurrido tantas veces, al final de la campaña iniciada por Martí en 1895, y los procesos revolucionarios de los años 30 y 40.

“La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros, sobre todo, en esta etapa inicial”, acertó Fidel.

Al otro día, Fidel y otros combatientes del Ejército Rebelde iniciaron un histórico recorrido hasta La Habana que recorrió por la Carretera Central ciudades y pueblos hasta hacer triunfal entrada en la capital cubana. Encabezó así la Caravana de la Libertad, deteniendo su paso en ciudades y enclaves de la nación, donde fueron aclamados por el pueblo.

Claves:

Desde 1961, EE.UU. comenzó a aplicar al pueblo y gobierno cubanos un ilegal y criminal bloqueo que a la fecha se mantiene.

En 2019, La administración de Donald Trump volvió a aumentar la presión sobre la isla mediante la imposición de sanciones a los socios internacionales del país.

Pese a todo, Cuba ha resistido, e inició el 2020 con una nueva Constitución que fue aprobada por los habitantes del país después de un largo proceso de consulta y referéndum.

La nueva Carta Magna introdujo cambios significativos al modelo económico, político y social para preparar a los cubanos ante los desafíos que traen los nuevos tiempos.

Fidel Castro nunca se equivocó sobre la naturaleza y la posterior conducta que seguirían los gobiernos de sucesivos presidentes de Estados Unidos, quienes siempre fueron enemigos declarados de la insurgencia y la lucha revolucionaria, y luego de la revolución triunfante.

La larga cadena imperialista de agresiones, sabotajes, crímenes, actos terroristas, campañas de descrédito, manipulaciones y el más largo y criminal bloqueo económico y financiero contra un pueblo, lo han probado con creces. Y todavía se mantienen a los ojos del mundo.

La Revolución nunca se detuvo, con la conducción de Fidel, el patriotismo, la libertad y la soberanía de esta pequeña nación se renueva a partir del Primero de Enero de cada año.

Como dijera Fidel tan temprano, lo más difícil estaba por venir. Pero el pueblo cubano ha vivido sus logros y sus alegrías, numerosas e inmensas, sin arrepentirse. Algo que sigue reafirmando cada día, a pesar de la ausencia física de su invicto Comandante.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.