Gobierno y manifestantes polarizan debate constitucional en Panamá

La voluntad del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, en realizar polémicas reformas a la Constitución, choca hoy contra sectores populares liderados por estudiantes universitarios que las rechazan con firmeza en masivas protestas.

Tomado de Prensa Latina / Foto Telesur

Al retomar su trabajo al frente del país, tras dos viajes consecutivos al exterior, el mandatario defendió la legalidad y utilidad de emplear al Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo (CCND) como vía para encaminar las transformaciones a la Carta Magna, pero quienes se oponen cuestionan la legitimidad de ese ente.

Señaló que su rol será ‘sumamente importante’ también para otros temas, pero en un encuentro con la prensa se centró en que las reformas que el Ejecutivo presentó a la Asamblea fueron consensuadas por el CCND, donde participan 23 representantes de varios actores de la sociedad nacional.

El inicio este viernes de los festejos y conmemoraciones durante el Mes de la Patria, contrasta con denuncias mutuas de manifestantes quienes acusan a la Policía de excesos en la represión y estos, a su vez, catalogan de vandalismo los daños ocasionados durante las protestas.

En las últimas horas la capital panameña está conmocionada tras varios días de enfrentamiento de enardecidas masas humanas que exigen la eliminación del paquete de medidas aprobadas por la Asamblea Nacional, las cuales consideran alejadas de los intereses de las grandes mayorías y cercanas a los poderes económicos.

A pesar de que Cortizo dijo que la protesta pacífica era parte de la democracia, testimonios de detenidos aseveraron que la Policía arremetió contra ellos mientras gritaban consignas o sostenían un cartel, e incluso una joven aseveró que marchaban con las manos en alto al tiempo que coreaban frases de paz.

La más fuerte denuncia de la jornada fue de la estudiante Ileana Corea, de la Universidad de Panamá (UP), quien declaró a la prensa, a través de la cerca del centro docente, que jamás vio antes nada igual al denunciar los excesos de los uniformados quienes lanzaron gases lacrimógenos al interior de la UP.

El rector de la casa de estudios, Eduardo Flores, confirmó que al menos a dos heridos por los proyectiles irritantes lanzados por los antimotines tuvieron que llevarlos con urgencia a un hospital cercano, uno de ellos con una fuerte contusión en un ojo.

La abogada y comunicadora Mariela Ledesma, declaró a periodistas que tales excesos solo exacerban los ánimos, ya de por sí caldeados, y en el caso de los detenidos sentenció que, tras cada uno de ellos, al menos cuatro familiares y amigos cercanos, como promedio, se solidarizan con la protesta e incluso se suman a esta.

A pesar de los cuatro días de batalla campal en las calles, para este viernes nuevamente convocaron acciones de reclamos, porque como dijeron algunos de los manifestantes, estarán en la calle hasta que el Gobierno derogue las reformas y llame a una asamblea constituyente.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.