Ejercicios militares británicos en las Islas Malvinas

Entre diciembre de 2020 y enero de 2021, la Armada y la Fuerza Aérea británica realizaron intensos ejercicios en las Islas Malvinas, en una injustificada demostración de fuerza que contradice resoluciones de la ONU.

CAPAC – fuentes Mundo Sputnik, Infodefensa.com y Telam

Entre diciembre de 2020 y enero de 2021, la Armada y la Fuerza Aérea británica realizaron intensos ejercicios en las Islas Malvinas. Las maniobras incluyeron moverse sin ser vistos por la línea de playa, utilizar el conocimiento local para ataques sorpresa y una defensa área desde tierra, entre otros.

«El Gobierno argentino ha tomado conocimiento de que durante los últimos días el Reino Unido ha realizado, una vez más, ejercicios militares en las Islas Malvinas». Así inicia un duro comunicado emitido por la Cancillería argentina en la que, una vez más, condena que las fuerzas armadas británicas utilicen el territorio ocupado en el Atlántico Sur para realizar operaciones.

La declaración argentina señala específicamente a soldados del Grenadiers Guards y del Scot Guards, dos regimientos de la Armada Británica, como los partícipes de las operaciones militares que también incluyeron a la Fuerza Aérea Británica.

Para Argentina, las operaciones británicas «constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales que instan tanto a la Argentina como al Reino Unido a reanudar las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía».

El Gobierno argentino también lamentó que el Reino Unido dedique «esfuerzos sin sentido a cuestiones militares» en plena pandemia de COVID-19 que tiene al país europeo como uno de los mayores afectados.

¿Cuáles son los ejercicios militares británicos?

Tal como afirmó el Gobierno argentino, fuerzas militares británicas realizaron, desde el 16 de diciembre de 2020, un ejercicio conjunto en territorio de las Malvinas denominado Cape Bayonet (bayoneta del cabo), en el que efectivamente participaron los Grenadiers y los Scots, la Fuerza Aérea y la Fuerza de Defensa de las Islas Falkland (FIDF, según su nombre británico).

Los ejercicios también incluyeron al buque patrulla HMS Forth, que fue abordado por los efectivos en el marco del entrenamiento

Según informaron las Fuerzas Británicas del Atlántico Sur (BFSAI, por sus siglas en inglés), el ejercicio apuntó a generar «la oportunidad de realizar, por tierra, aire y mar, un entrenamiento conjunto en las Islas Falkland para beneficio mutuo».

De acuerdo a los británicos, el «terreno ondulado» y el «clima desafiante» de las islas, «ofrece oportunidades de entrenamiento únicas para probar la resiliencia y el liderazgo del personal».

En una de las primeras actividades, los soldados del Grenadiers Guards y del Scot Guards descendieron del HMS Forth y avanzaron por la línea de playa con el objetivo de realizar un «asalto de compañía». De acuerdo a la comunicación oficial, los soldados «utilizaron el paisaje rocoso e irregular para cubrir sus movimientos» mientras, desde el aire, los aviones Typhoon de la Unidad 1435 de la Fuerza Aérea daban «apoyo aéreo cercano».

Este tipo de ejercicios, según la BFSAI, permite a los soldados entrenar cómo mantener «una ventaja táctica vital», una habilidad que «se requiere en operaciones en todo el mundo».

Otro reporte sobre las operaciones realizadas en diciembre resalta la participación de la FIDF, integrada por soldados locales, en los ejercicios.

«Tanto en el día como en la noche, la FIDF fue capaz de aprovechar su conocimiento local para detectar una posición enemiga, antes de que los Grenadier Guards y los Scots Guards condujeran un ataque temprano a la mañana», describe el informe.

Ya sobre el final del ejercicio entró en acción la Unidad de Apoyo Policial al Ejercicio Conjunto (JSPSU por sus siglas en inglés), que brindó apoyo a las unidades «bajo ataque». Para eso, desplegó sus perros policía, listos para asistir en las operaciones terrestres.

Una publicación del 30 de diciembre de 2020 destacó cómo el ejercicio conjunto en las Islas Malvinas fue exitoso al demostrar «la habilidad del personal de la BFSAI de planear, abastecer y ejecutar operaciones de forma efectiva», al tiempo que evidenció una «relación positiva y habilidad de integrar» con las fuerzas militares de las islas.

«El éxito del ejercicio Cape Bayonet allana el camino para nuevos ejercicios de entrenamiento colectivo durante 2021», concluye el comunicado, que también agradece a los propietarios de las tierras en las que se realizaron las acciones.

James Taylor, el capitán de las compañías de Infantería que participaron, celebró que «las lecciones que aprendimos en las Falkland nos mantendrán en buena posición para futuras operaciones en otros teatros de operaciones como parte de la fuerza de tierra».

Los ejercicios continuaron el 4 de enero de 2021, aunque dentro del Aeropuerto de Monte Agradable (Mount Pleasant), una base aérea controlada por la Real Fuerza Aérea británica. Allí el ejercicio consistió en una ‘Demostración de penetración’ en que se ensayó una ‘Defensa aérea continua basada en tierra’.

Las unidades de Artillería que participaron pudieron demostrar, según el reporte publicado, su «gran entendimiento de una variedad de un sistema de armas, tipos de municiones y sus efectos en una serie de diferentes superficies».

El ejercicio no solo buscaba que los artilleros lograran realizar una defensa aérea, sino también prepararlos para «defender su propia posición». Para eso, todos los soldados realizaron entrenamientos en armas cortas, tanto para batallas de corta distancia como situaciones en que se encuentren bajo fuego.