Denuncian que EE.UU. financia bombardeo mediático contra Cuba

Medios de comunicación con presunta financiación independiente intoxican constantemente las redes sociales con informaciones sobre Cuba, de acuerdo con un reportaje divulgado hoy por la televisión nacional.

CAPAC – fuente Prensa Latina

El material del canal digital Razones de Cuba denunció la implicación de organizaciones de Estados Unidos como Open Society Fundation y la Fundación Nacional para la Democracia (NED) para el bombardeo mediático sobre la mayor de las Antillas en la web.

Se catalogan como independientes o alternativos, pero basta ir tras la ruta del dinero que los alienta y articula para saber de quién dependen y a qué línea editorial responden, señaló el reportaje.

El objetivo es impulsar medios de comunicación supuestamente independientes para legitimar en la isla la visión hegemónica estadounidense sobre democracia y libertad.

Sin embargo, varios de estos proyectos mediáticos o sus líderes radican en el extranjeros, entre ellos, CiberCuba, ADN Cuba, Cubanos por el Mundo, Periodismo de Barrio, El Estornudo, entre otros, detalló.

Al respecto, el material explicó que el informe de la Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre, de junio de 2004, registra las principales líneas subversivas hacia la isla, entre las que se incluyen el fomento de proyectos de prensa.

De acuerdo con el material, solamente la NED invierte anualmente 30 millones de dólares para apoyar a partidos políticos, sindicatos y organizaciones no gubernamentales y medios informativos.

La Casa Blanca destinó más de 500 millones de u$s

Por su parte, la Casa Blanca destinó más de 500 millones de dólares en los últimos 20 años para la subversión en la isla.

‘Como parte de estos procesos, el financiamiento, la capacitación, la asistencia técnica son pilares a partir de los cuales se aprovechan las condiciones’, enfatizó en el reportaje Yazmín Vázquez, investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana.

Esto tiene el propósito de promover movimientos de resistencia y el cambio que requiere Estados Unidos para buscar intervenir, añadió.

La televisión de la isla presentó en los últimos tiempos los vínculos entre los grupos extremistas anticubanos radicados en la nación norteamericana y las recientes incitaciones a la violencia en el país caribeño, para lo cual incluso prometen compensaciones monetarias.

Coincidentemente, el Departamento de Estado norteamericano anunció a inicios de diciembre su intención de distribuir, antes de finalizar este año, una nueva asignación millonaria de fondos para programas de subversión contra La Habana.