Defender Europe 20: ejercicio militar transnacional en épocas del Coronavirus

En Europa, bajo la expansión de la pandemia del coronavirus, llegan más de 30.000 soldados norteamericanos en una situación que ha sido muy controversial para todos los miembros de la Unión Europea.

CAPAC – por David Odalric de Caixal i Mata (*) – tomado de INISEG

30.000 soldados estadounidenses están desembarcando en varios países de la Unión Europea ‎sin observar las medidas sanitarias decretadas por los Estados miembros de la UE.

El pasado 3 de marzo Estados Unidos elevó el grado de alerta por coronavirus para Italia al nivel 3 («evitar viajes ‎no esenciales») y al nivel 4 específicamente para las regiones italianas de Lombardía y Véneto ‎‎(«no viajar»).

Las compañías aéreas estadounidenses American Airlines y Delta Air Lines, ‎suspendieron todos sus vuelos entre Nueva York y Milán. Los estadounidenses que ‎viajan a Alemania, Polonia y a otros países europeos –actualmente en alerta 2– tienen instrucciones ‎de «tomar grandes precauciones». ‎Pero hay una categoría de estadounidenses exenta de esas normas: los 20.000 soldados que ya ‎están llegando desde Estados Unidos a diferentes puertos y aeropuertos europeos, para participar ‎en el ejercicio Defender Europe 20, el mayor despliegue de tropas estadounidenses en Europa ‎en los últimos 25 años.

Sumando las que ya estaban desplegadas en este continente, se trata de ‎unos 30.000 militares estadounidenses que participarán en Defender Eurooe 20, en abril y ‎mayo, junto a 7.000 militares de 17 países, como Italia, miembros de la OTAN o países asociados a la alianza atlántica.

‎La primera unidad blindada estadounidense llegó al puerto de Bremerhaven, en Alemania, desde ‎el puerto de Savannah, en Estados Unidos. Se trata en total de 20.000 soldados y todo su equipamiento ‎militar, los cuales están llegando desde Estados Unidos a 6 puertos europeos –en Bélgica, los ‎Países Bajos, Alemania, Letonia y Estonia. Otros 13.000 saldrán de las bases destinadas ‎en suelo europeo por el US Army Europe (el ejército terrestre de Estados Unidos en Europa), ‎principalmente en Alemania, los Países Bajos y Bélgica. ‎

Según informa el US Army Europe, las operaciones previstas «requieren la participación de ‎decenas de miles de militares y civiles de numerosas naciones». Al mismo tiempo, está llegando ‎desde Estados Unidos a 7 aeropuertos europeos la mayor parte de los 20.000 soldados ‎estadounidenses. Entre ellos hay 6.000 miembros de la Guardia Nacional provenientes de ‎‎15 estados, como Arizona, Florida, Montana, Nueva York y Virginia. ‎Decenas de miles de soldados cruzarán las fronteras para realizar ejercicios en 10 países. ‎

En Polonia, habrá 12 zonas de entrenamiento, donde se moverán 16.000 soldados ‎estadounidenses que llegarán con unos 2.500 vehículos. Paracaidistas estadounidenses de la ‎‎173ª brigada, con base en la región italiana de Véneto e italianos de la Brigada Folgore, con base ‎en la región de Toscana irán a Letonia para participar en un ejercicio conjunto de salto en ‎paracaídas.

‎El ejercicio Defender Europe 20 se realiza para «incrementar la capacidad de desplegar ‎rápidamente en Europa una gran fuerza de combate desde Estados Unidos». Por consiguiente, ‎el ejercicio se desarrolla con tiempos de despliegue y procedimientos que hacen imposible ‎someter decenas de miles de soldados a las normas sanitarias previstas para enfrentar la ‎epidemia de coronavirus y también será imposible impedir que entren en contacto con los ‎habitantes durante su tiempo libre.

Además, la banda de rock del US Army Europe dará en ‎Alemania, Polonia y Lituania una serie de conciertos gratis que podrían atraer grandes cantidades ‎de público. ‎En definitiva, los‎ 30.000 soldados estadounidenses que «se desplegarán a través de toda la región europea» ‎están de hecho exentos de las medidas preventivas contra el coronavirus, que se imponen a ‎los civiles. Tenemos que darnos por satisfechos con lo que nos dice el US Army Europe: ‎‎«tenemos el coronavirus vigilado» y «nuestras fuerzas están saludables». ‎

La mayoría de las tropas que llegan de los Estados Unidos aterrizarán en 7 aeropuertos. Incluyen a 6.000 soldados de la Guardia Nacional de 15 estados. Entre los primeros llegados en el puerto alemán de Bremerhaven estuvieron la 2da Brigada de Equipos de Combate y la 3ra División de Infantería; el 28 de febrero llegaron a Polonia las dos primeras columnas motorizadas. En total, las maniobras involucran a 4 puertos y 10 aeropuertos europeos. Uno de los objetivos principales es acelerar el movimiento de las tropas.

El general Tod D. Walters, comandante de las fuerzas estadounidenses en Europa y Comandante Supremo Aliado en el continente, aseguró que los convoyes de Defender Europe 20 se moverán fácilmente a lo largo de 4.000 km porque “el Comando Europeo de la UE, la OTAN y los Estados Unidos trabajaron juntos para mejorar la infraestructura”.

“Defender-Europe 20 es una gran oportunidad para demostrar la capacidad incomparable de las fuerzas armadas de los EEUU de proyectar rápidamente fuerzas en todo el mundo mientras trabaja junto a nuestros aliados y socios en múltiples dominios en disputa”, explicó Charles Flynn, subjefe de gabinete del personal del ejército estadounidense.

Los ministros de Defensa de los 27 países miembros de la Unión Europea –que cuenta ‎‎22 miembros de la OTAN– se reunieron el 4 y el 5 de marzo en Zagreb (Croacia). El tema ‎central de la reunión no fue cómo enfrentar la crisis del coronavirus –para lo cual ya se decidió ‎restringir todos los movimientos de la población– sino cómo favorecer la «movilidad militar». ‎El ensayo decisivo en ese sentido es el ejercicio Defender Europe 20 (Defensor de Europa 2020), ‎programado para los meses de abril y mayo.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ‎quien participó en esa reunión de la Unión Europea, lo definió como «el mayor despliegue de ‎fuerzas estadounidenses en Europa desde el fin de la guerra fría». ‎Y ya están llegando a Europa 20.000 soldados estadounidenses para participar en ese ejercicio, ‎que contará también con la participación de otros 13.000 militares de Estados Unidos –que ‎ya estaban desplegados en suelo europeo– y de 7.000 soldados de países miembros de ‎la OTAN, según confirma el US Army Europe (las fuerzas terrestres de Estados Unidos ‎en Europa). Todos esos soldados «se esparcirán a través de la región europea».

La amenaza del coronavirus

Los ejercicios ocurren además mientras en Europa se agrava la epidemia de coronavirus. Pese a los temores, Stoltenberg dijo que la OTAN seguirá adelante con la actividad programada. “No hay cancelación de ejercicios, pero esto es algo que evaluaremos a medida que la situación evolucione”, indicó Stoltenberg en Zagreb la semana pasada, donde participó en una reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea. El ex primer ministro noruego dijo que la OTAN está haciendo planes de contingencia en caso de un brote significativo y que están listos para “aumentar” los esfuerzos y las medidas que están implementando.

(*) David Odalric de Caixal i Mata: Historiador Militar, experto en Geoestrategia Internacional y Terrorismo yihadista. Asesor en materia de Seguridad y Defensa en HERTA SECURITY. Director del Área de Seguridad y Defensa del Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Global (INISEG) / Universidad Pegaso (Italia). Director del Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista (OCATRY) de INISEG

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.