Cuba frente al César número trece

Se va la administración más cruel, la que, en plena pandemia, ha firmado hasta 43 nuevas sanciones.

CAPAC- Tomado de Cubainformación/ Foto: Yamil Lage. 

«Clandestina” es un pequeño negocio privado de diseño de ropa, ubicado en La Habana, que ha llegado a presentar sus creaciones en EEUU. Pero en abril, por orden del Departamento del Tesoro y en cumplimiento de las leyes de bloqueo a Cuba, fue cerrada su tienda online.

Tras la derrota electoral de Donald Trump, la tienda colgó en Facebook el irónico texto que aparece en una de sus camisetas: “Se acabó el drama”. Una expresión muy cubana que resume la sensación de alivio colectivo de la población de la Isla tras la derrota del magnate.

Es la emoción del condenado al que aflojan el torniquete que no lo deja respirar. Se va la administración más cruel, la que, en plena pandemia, ha firmado hasta 43 nuevas sanciones.

No hay personaje, hoy, que genere en Cuba más desprecio –así como burla y vergüenza ajena- que Donald Trump.

Pero alivio no significa entusiasmo por Joseph Biden. Según el politólogo Esteban Morales, aflojará algo las presiones, pero seguirá tratando de cambiar el destino político de Cuba y de derrotar la Revolución.

Trump ha sido el presidente número 12 en intentarlo sin éxito. Pero, como escribió Suetonio en “Las vidas de los doce césares”, “El zorro cambia de piel, pero no de hábito”.

Alguien dijo que «la buena noticia es que Trump perdió las elecciones, la mala es que Joe Biden las ganó». En todo caso, nadie como el pueblo cubano desea que sus actos… lo desmientan.