Congresista apoya llamado a suspender medidas de EE.UU. contra Cuba

El representante demócrata James McGovern se incluye hoy entre las voces que llaman al gobierno de Estados Unidos a suspender los castigos contra Cuba en medio de la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2.

CAPAC – tomado de Prensa Latina

A través de su cuenta de la red social Twitter, el legislador norteamericano por Massachusetts expresó que esta pandemia no conoce fronteras y no está limitada por la historia o la política.


Estoy de acuerdo con quienes piden a Estados Unidos que suspenda las sanciones a Cuba para facilitar la ayuda humanitaria en medio de la Covid-19, manifestó el congresista, en referencia a la enfermedad causada por el
mencionado coronavirus. Junto a esas palabras, McGovern compartió una declaración difundida la víspera por ocho organizaciones estadounidenses para pedir a la administración del republicano Donald Trump levantar por un tiempo las medidas coercitivas unilaterales impuestas a la isla, con el fin de facilitar el flujo de suministros humanitarios y médicos.

Agrupaciones como el Centro para la Democracia en las Américas, Engage Cuba, el Consejo Nacional de Comercio Exterior y la Fundación Educativa y de Béisbol del Caribe señalaron en ese texto que la pandemia plantea amenazas sustanciales para la salud pública e interrumpe y pone en peligro la vida de muchas personas en todo el mundo, y Cuba no es una excepción.

De acuerdo con las organizaciones firmantes, aunque se supone que hay subsidios humanitarios en el marco del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a la isla hace casi 60 años, ‘en la práctica, existen limitaciones y obstáculos severos para entregar asistencia humanitaria a Cuba’.


Por eso, las agrupaciones enumeraron algunos desafíos prácticos que deberían abordarse en medio de la actual crisis, entre ellos los límites al envío de remesas a la nación caribeña y las sanciones que impiden dirigir ayuda desde otros Estados a la mayor de las Antillas.

En este sentido, recordaron que las compañías e individuos de otros países que desean ayudar al pueblo cubano a través de la venta de productos médicos, están limitados por las medidas que impiden enviar a la isla materiales con más de un 10 por ciento de componentes norteamericanos.

Además, los castigos de Estados Unidos a Cuba son de tan largo alcance que muchas empresas extranjeras evitan correr el riesgo asociado con un entorno tan severamente sancionado, advirtieron.

En medio de la propagación mundial del coronavirus SARS-Cov-2, muchas voces dentro y fuera de Estados Unidos han pedido al gobierno norteamericano levantar las restricciones a Cuba y a países como Venezuela e Irán, un reclamo hasta ahora ignorado por Washington.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.