Colombia: Las FARC dividida

Problemas políticos al interior de la ex fuerza guerrillera FARC en Colombia, tras los incumplimientos por parte del gobierno de los acuerdos de paz y el permanente asesinato de militantes tras la dejación de las armas

CAPAC – por J. Manuel Arango C., desde Clarín de Colombia

Mucha es la sangre corrida en la arena caliente del desierto de la intolerancia y los incumplimientos por parte del régimen colombiano en la implementación de lo pactado en el Acuerdo de Paz con las Farc-Ep, que era justo nuestro temor aquel 6 de marzo del 17 cuando le consulte a los comandantes Alape, Calarcá y Losada: ¿Esto no implica un replanteamiento en lo que tiene que darse en los 180 días en la dejación y entrega de armas? ¿Esta sigue en firme sabiendo que esto nos aboca a una masacre inminente?

-Marcos Calarcá. (..) Pensamos desde las Farc, que esa no es la realidad y que esa no es la solución y Carlos A Losada: En reciente pronunciamiento del 28 de febrero, expresamos ante el país nuestra decisión de continuar adelante con el proceso de la dejación de las armas, independientemente de los incumplimientos del gobierno.

Expulsiones….

Y mientras esto se da, y con la única intención de evadir el debate al interior del partido FARC, entonces expulsan de sus filas a destacados y reconocidos militantes farianos como Andrés Paris (Jesús Emilio Carvajalino), Fabián Ramírez, Benedicto de Jesús González y a Pablo Atrato  entre otros tantos sin importar caer en los mismos artilugios del régimen contra la izquierda que como dijo alguien con toda razón: “los revolucionarios somos como la lombriz de tierra: nos cortan a la mitad y cada extremo se convierte en un nuevo ser con cabeza y conciencia”, que defenderán a tibios y propios, aunque la votación según me dicen mis antenitas, fue de 7 por la expulsión contra 5 votos, quiere decir o habrá una desbandada o le toca a Timo hilar muy finito.

Incongruencias….

Sin embargo ante las observaciones de la mayoría de su “ex guerrillerada” a los altos ejecutivos del partido FARC por asesinatos de sus dos centenares de compañeros , incumplimiento por parte del régimen, salidas en falso de su líder “Timochenko” como estar de acuerdo con el nombramiento de Jorge Rodrigo Tovar -hijo de Rodrigo Tovar Pupo, ‘Jorge 40’, el que fuera comandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)-, en la Dirección de Víctimas del Ministerio del Interior (minuto 15:42 audio)  “en concreto, yo no veo ningún problema que el este ahí..” ; las declaraciones coquetas con la policía y el ejército nacional ante el “atentado” en su contra, afirmando: “Estoy acá frente a ustedes hablando gracias a la Policía y el Ejército, que estuvieron pendientes de mi vida y frustraron el asesinato que iban a cometer en mi persona”  (aunque más de uno sugiere que esto solo fue una cortina de humo para encubrir las chuzadas contra periodistas y líderes sociales o Defensores de los DD-HH y poder estigmatizar a exguerrilleros que no están de acuerdo con “Timo”, como “disidentes en contra del acuerdo de paz” con este falso positivo;

Son varios los guiños de coqueteo hacia el régimen, por parte del partido FARC -pues la dirección Nal no lo desmiente-, y es otro cuando el ascenso de 40 oficiales al grado de generales y escuchar en el senado la voz de Carlos Antonio Losada (Julian Gallo) decir: “Queremos dejar constancia (…) de que confiamos plenamente en el papel de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en la construcción del proceso de reconciliación nacional y la Colombia del posconflicto”,

A lo que se le debe sumar, la falta de acción mediante reclamo, demandas, pero con contundencia cuando asesinan a algún exguerrillero y no posar lánguidamente en algún medio de Comunicación, posando como el notario contabilizando cadáveres. En USA, bastó el asesinato de una persona de color, para enfurecerse el pueblo y ya cuantos días llevan en las calles sin correrle a la represión del imperio como tampoco a la de la tal pandemia; o en Chile, basto el aumento al pasaje y de una el pueblo con sus dirigentes se tomaron las calles., pero aquí….

El día 20 de mayo de los corrientes, un significativo número de más de 25 ex guerrilleros y miembros de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC,, le solicitan mediante carta a Rodrigo Londoño -Timochenko-, su dimisión inmediata acto similar al del año inmediatamente anterior donde a través de un comunicado público, otro número igual o mayor ya solicitaban lo mismo, sin que esto signifique hacer “anti farc” sino el cumplimiento o acceso al ejercicio de los derechos que a cada sujeto le corresponde el de opinar, sugerir, controvertir y no ser simplemente el colca floreros o ser de la comisión de aplausos traicionados por su corazón olvidándose de la razón

Y es que, con toda razón, la Ex “guerrillerada” -como bien se dicen entre ellos, y sobre todo los miles que creyeron por algún instante pero que siempre tuvieron presentes las palabras de su comandante Marulanda en el sentido de que las armas eran su única garantía para que no fueran asesinados por el régimen.

Hoy, esos propositivos, críticos con argumentos no solo están siendo asesinados por el régimen colombiano, sino que estigmatizados o macartizados por quienes fueron sus “compañeros” de causa, aunque ahora lo dudo si fueron sus compañeros o simplemente esperaban la oportunidad para como en la URRS, dejarse endulzar por la perestroika a la colombiana.

El mismo régimen se alarma por el crecimiento de las “disidencias” que para mí disidente es el que se va no el que se queda, por lo que están o siguieron en armas no pueden ser llamados disidentes; cuando el mismo las propicia y falta ver si la misma dirección nacional de FARC también, pretendiendo irse librando de paso de quienes representaron la mayoría con sus votos el día de elección de ese Buro político que recayó en el sector de Luciano Marín Arango -Iván Márquez- mientras que el sector de Timochenko con Losada, ocupan del quinto renglón para abajo

El régimen la emprendió contra Jesús Santrich y que casualidad al interior de FARC, también hay malestar hacia el cómo contra Luciano y tantos más. Los que nunca abandonaron las armas, pues por allá estarán en las montañas, y los que se fueron del Acuerdo de “paz”, que lo hicieron protegiendo sus vidas y no les ocurra igual que a los centenares de los asesinados sin que el régimen de cumplimiento a lo pactado en garantizar la protección de sus vidas, pero que los propios les dicen “fraccionalistas”; como también se fueron, por las posibilidades de que bajo montajes, capturarles y condenarles y sobre todo extraditarlos a usa y así ir debilitando al partido FARC, al punto que por sustracción de materia, este ya no tenga como reclamar si llegara a reclamar

Lo acordado…

Es como si los integrantes de la dirección Nacional, porque no es toda su militancia-, olvidó lo pactado que además fue muy poco, como -Reforma Rural Integral, -Participación política: Apertura democrática para construir la paz, – Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas incluyendo además las Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres; -Solución al Problema de las Drogas Ilícitas, -Víctimas y -Mecanismos de implementación y verificación y otras como lo dice el delegado de la ONU

Los presionan a abandonar el acuerdo de “paz” y luego a gritar o maullar porque están en las montañas; cuando no le está cumpliendo el régimen con lo pactado tan cacareado como “Implementación del acuerdo de Paz” en cambio con todo rigor dándoles plomo, estigmatización y persecución por extraños y propios.

Como recuerdo las épocas de los 80’s cuando un sin número de “revolucionarios” en la otrora URSS deslumbrados por los “cambios” se fueron de una brazo en cuello del traidor Gorbachov hacia la perestroika y el glasnot; fue tan duro ese cambio de mentalidad que todos nos ruborizamos en Colombia, pero hoy a muchos de esos “rojitos” les veo igual o peor y así nunca llegaremos al poder implementando un modelo distinto al sistema del capitalismo, porque este ya nos habrá cooptado a través de esos “nuestros” lideres, por eso digo esos excluyentes y románticos con el régimen, no son mis líderes, no me representan.

Ahora si correrán entonces, las distintas jaurías tras de los expulsados y de los que voluntariamente se fueron, porque paramilitares y el mismo régimen, no dudarán un solo instante en provocarles una acusación que justifique sus capturas; y los paracos para asesinarles y uno que otro por ahí para señalarlos…, y ¿Dónde irán a parar? ¿se insurreccionarán en armas? ¿Con quién se irán? Si con las expulsiones rubrican el acabose final de lo que quedo del cacareado acuerdo de “paz” como fue un partido político, ya que más afanes, carajos… pues la pregunta debe ser

¿con cuántos militantes van a quedar?

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.